México
Pedro Castillo, el primer Presidente de origen campesino, asumió el poder el 28 de julio en reemplazo de Sagasti.

Pedro Castillo ratifica solicitud de asilo a México; Ebrard espera respuesta de Perú

08/12/2022 - 3:33 pm

El Canciller mexicano dijo hace unos días que México estaba abierto a recibir al expresidente Pedro Castillo luego de que fue destituido por el Congreso peruano.

Ciudad de México, 8 de diciembre (SinEmbargo).- El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, informó este jueves que el expresidente peruano Pedro Castillo hizo una solicitud formal de asilo a México.

En su cuenta de Twitter, el Canciller Ebrard Casaubón anunció que el exmandatario ratificó su petición a la Embajada de México a las 2:00 horas de hoy y está en consulta con las autoridades de Perú.

“Castillo ha ratificado la solicitud de asilo recibida en la Embajada de México esta madrugada [2:00 horas] misma que les anexo para conocimiento de la opinión pública”, publicó.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien ya había mencionado que la cancillería mexicana aceptaría la solicitud de Castillo, confirmó que México concederá el asilo.

Ante su preocupación por lo que ocurre en Perú, situación de la que el Presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió estar al tanto, el Canciller Ebrard Casaubón compartió que el Embajador Pablo Monroy logró hablar con el expresidente al interior de la prisión en la que se encuentra.

“El Embajador Pablo Monroy me reporta desde Lima que pudo entrevistarse a las 13:20 horas con Pedro Castillo en el Centro Penitenciario. Lo encontró bien físicamente y en compañía de su abogado”.

El día de ayer Marcelo Ebrard afirmó el exmandatario federal, quien se encuentra detenido en Lima tras dejar el cargo por incapacidad moral, había solicitado el asilo hasta ese momento.

Además, defendió que en la historia del país, cuando alguien es perseguido políyicamente o solicita asilo, “la posición de México es invariable: si alguien pide asilo, México lo concede”.

“Es muy raro que no concediéramos el asilo a alguien o que sea perseguido políticamente. Esa es nuestra tradición y lo haríamos”, agregó el Canciller mexicano.

La mañana del miércoles, el Presidente expuso que, si bien es un principio de la política mexicana la no intervención, considera “lamentable” que las élites políticas y sociales de Perú sirvieran de confrontación en la Presidencia de Castillo.

“Es un principio fundamental de nuestra política exterior la no intervención y la autodeterminación de los pueblos. A eso nos ceñimos en el caso de lo sucedido en Perú”, comenzó su explicación el mandatario en un hilo de Twitter.

Después, declaró que “sin embargo, consideramos lamentable que por intereses de las élites económicas y políticas desde el comienzo de la Presidencia legítima de Pedro Castillo, se haya mantenido un ambiente de confrontación y hostilidad en su contra hasta llevarlo a tomar decisiones que le han servido a sus adversarios para consumar su destitución”.

En un tercer tuit, el Jefe de Estado agregó: “con el sui géneris precepto de ‘incapacidad moral’. Ojalá se respeten los derechos humanos y haya estabilidad democrática en beneficio del pueblo”.

La Fiscalía detuvo este miércoles al destituido Presidente de Perú en la sede de la Prefectura de Lima, a donde se dirigió junto a su familia y el exprimer Ministro Aníbal Torres tras anunciar que disolvía el Congreso, decretaba un Gobierno de excepción y convocaba nuevas elecciones legislativas.

Previamente, el Congreso peruano cesó a Pedro Castillo poco después de que éste disolviera el Legislativo e instalara un Gobierno de emergencia, en la mayor crisis política desde que llegó al poder hace poco más de un año.

Castillo fue destituido por “incapacidad moral” por 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones, y fue sucedido en el poder por su Vicepresidenta Dina Boluarte, quien tomó juramento en las próximas horas.

 

La votación se produjo el mismo día en que Castillo disolvió el Parlamento en una maniobra que varios actores consideraron un intento de golpe de Estado y que fue incluso criticada por algunos de sus propios funcionarios.

En esta foto proporcionada por la Oficina de Administración de la policía de Perú, el expresidente Pedro Castillo, segundo desde la izquierda, y el exprimer Ministro Aníbal Torres, en el extremo izquierdo, se sientan mientras el Fiscal Marco Huaman se encuentra en el centro dentro de una estación de policía en Lima, Perú, el miércoles 7 de diciembre de 2022.
En esta foto proporcionada por la Oficina de Administración de la policía de Perú, el expresidente Pedro Castillo, segundo desde la izquierda, y el exprimer Ministro Aníbal Torres, en el extremo izquierdo, se sientan mientras el Fiscal Marco Huaman se encuentra en el centro dentro de una estación de policía en Lima, Perú, el miércoles 7 de diciembre de 2022. Foto: Administración de la policía de Perú vía AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video