El pleno del INAI resolvió que Pemex debe revelar el listado nominal de beneficiarios y el monto que les entregaron desde el año 2005 hasta 2016, a petición de un particular. “Si bien el sujeto obligado no cuenta con un listado de beneficiarios, sí posee otro tipo de expresión documental que refleja los retiros realizados al FOLAPE para pagar a los trabajadores pensionados, por lo que ordenó dar a conocer la información solicitada por un ciudadano”, dijo.

Foto: Pemex

El INAI ordena a Pemex decir el monto del dinero que le ha dado al sindicato de Romero Deschamps. Foto: Pemex

Ciudad de México, 9 de enero (SinEmbargo).- El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó al Fondo Laboral Pemex (FOLAPE) revelar el listado nominal de beneficiarios y el monto que les entregaron desde el año 2005 hasta 2016, a petición de un particular.

En un comunicado, el INAI informó que un ciudadano presentó una solicitud de información para conocer la lista de los beneficiados del Fondo Laboral de Pemex, así como el dinero que recibieron; sin embargo el Comité de Información de la petrolera respondió que no contaban con dicha información por lo que el civil interpuso el recurso de revisión ante el INAI.

“En una solicitud de información diversa, con folio 1857200036014, se pudo advertir que los fideicomisarios del FOLAPE son los trabajadores de planta pensionados y jubilados de Pemex y organismos subsidiarios, así como sus familiares y demás derechohabientes, designados expresamente por el Comité Técnico”, explicó el INAI.

El asunto fue presentado ante el pleno por el comisionado Joel Salas Suárez, y en su exposición señaló que Petróleos Mexicanos y sus subsidiarias necesitan ser competitivas frente a la volatilidad en los precios mundiales del petróleo y la apertura del mercado de gasolinas en México, por lo que la transparencia y el acceso a la información pública son medios para que la paraestatal, sus subsidiarias, así como los respectivos fideicomisos, demuestren que las obligaciones con sus pensionados y jubilados actuales y futuros están garantizadas y que no constituyen un riesgo financiero en demérito de su competitividad.

“En agosto de 2016, el gobierno federal acordó con PEMEX asumir una proporción del pago de pensiones y jubilaciones por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral de la empresa, pero el esquema de pensiones no ha sido modificado y la insolvencia para pagarlas persiste. El monto que se requeriría sería equivalente al 8.4 por ciento del Producto Interno Bruto”, recordó el comisionado.

Además, recordó que en México las pensiones y jubilaciones son pagadas con recursos públicos al exponer que el FOLAPE fue creado para hacer frente al pasivo laboral integrado por los trabajadores pensionados de PEMEX, fideicomiso que se integra por aportaciones presupuestales realizadas por Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios.

“Y su incremento está llevando a una situación de inviabilidad económica, de acuerdo a un estudio de la organización Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). Para 2020, el número de personas en edad de recibir una pensión aumentará 14 por ciento; pasará de 10.1 millones a 14.4 millones”, precisó.

Los beneficiarios de dicho fideicomiso son los propios trabajadores de Pemex que se encuentren en los supuestos previstos en el Contrato Colectivo de Trabajo, el Reglamento de Trabajo del Personal de Confianza y el Contrato de Fideicomiso, para recibir el pago de los beneficios al retiro y de primas de antigüedad a que tengan derecho, detalló el comisionado.

Además, apuntó que la búsqueda de la información solicitada fue restrictiva porque existen otras expresiones documentales que pudieran contener información que atienda lo que pidió el particular, como las cartas de instrucción de retiro del Comité Técnico del Fondo Laboral Pemex, por medio de las cuales se autoriza la desinversión al patrimonio del fideicomiso para realizar el pago de los beneficios al retiro y de primas de antigüedad a que tienen derecho los fideicomisarios, los cuales se pueden interpretar como los “beneficiarios”.

Se destacó que “si bien es cierto que el sujeto obligado no cuenta con un listado de beneficiarios, sí posee otro tipo de expresión documental que refleja los retiros realizados al FOLAPE para pagar a los trabajadores pensionados”; por lo que el pleno organismo de transparencia instruyó a dar a conocer la información.

No es la primera vez en que el INAI, ordena a Pemex a dar a conocer información que la paraestatal se resiste a revelar. Hace un año, a principios de 2016, el Instituto instruyó a Pemex dar a conocer de forma clara y precisa información respecto a sus trabajadores.

En un comunicado, el INAI detalló que la Empresa Productiva del Estado debería entregar copia del Pliego Petitorio que el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), liderado por Carlos Romero Deschamps, le entregó en el marco de la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo 2015-2017.

El Instituto explicó que la indicación se dio luego que un particular solicitó un recurso de revisión después de que Pemex contestara en un inicio que dicha información se mantenía bajo la condición de reservada por un periodo de tres años, ya que “contenía opiniones, recomendaciones o puntos de vista que forman parte de un proceso deliberativo, en el que aún no se adopta una decisión definitiva”, cuando el contrato se firmó en septiembre de 2015.

“El Pliego Petitorio se formula antes de echar a andar toda la maquinaria de discusión o toda la energía ciudadana social, en este caso de los sindicalizados representados por su sindicato, sus directivas y de la propia empresa paraestatal”, argumentó en esa ocasión el comisionado Francisco Javier Acuña, por lo que el Pleno revocó la respuesta de Pemex y recomendó entregar la copia de la demandas del STPRM.