El City Manager mostró como los Elementos de la agencia de Investigación Criminal de la PGR se negaban a retirar los autos que se encontraban sobre la banqueta de la calle Santa Cruz Cacalco, Colonia Argentina, bajo el pretexto de que la agencia está ubicada en una zona federal.

Ciudad de México, 9 febrero (SinEmbargo).– Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) trataron de intimidar y agredieron a Arne aus den Ruthen, City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo, luego de que el funcionario les pidiera que retiraran varios vehículos que se encontraban estacionados sobre la banqueta y en doble fila.

En el video, compartido por den Ruthen a través de Periscope con el hashtag #VecinoGandalla con el fin de evidenciar las faltas que cometen vecinos y funcionarios en la delegación Miguel Hidalgo, el City Manager mostró como los elementos de la agencia de Investigación Criminal de la PGR se negaban a retirar los autos que se encontraban sobre la banqueta de la calle Santa Cruz Cacalco, Colonia Argentina, bajo el pretexto de que la agencia está ubicada en una zona federal.

Tras hablar con un par de agentes, un hombre que se identificó como el Director de la Policía Federal Ministerial, le indicó al funcionario que para proceder al retiro de las unidades primero se debía hacer una cita y le solicitó a uno de los elementos que se cerciorara de las funciones que Arne aus den Ruthen tenía en la delegación.

“Hay que hablar con la Delegada para validar realmente la función o el cargo que tenga el señor ahí en la Delegación, porque para todo eso hay un conducto señor, no es llegar y empezar a tomar, siempre hay una cita […] Porque no somos cualquier institución, somos Procuraduría, somos una agencia institucional”, mencionó el hombre.

El City Manager continuó cuestionando al supuesto Director de la Policía Ministerial lo que provocó que este perdiera la paciencia y le diera un pequeño golpe a su teléfono.

Ante la negativa de los elementos de la PGR por retirar sus autos el funcionario solicitó el apoyo de policías de tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) quienes iniciaron un operativo en la zona y remitieron al corralón varios automóviles.