El Papa Francisco llegará el próximo viernes a México, donde permanecerá seis días y recorrerá lugares a los que no fueron sus antecesores y que han estado marcados por la violencia, la pobreza y la migración.

Más de mil personas protestaron el pasado sábado en contra del Gobierno del Estado de México, en la plaza de las Américas hasta el predio del caracol donde se llevara acabo el recorrido y visita del Papa a este municipio. Foto: Cuartoscuro

Más de mil personas protestaron el pasado sábado en contra del Gobierno del Estado de México, en la plaza de las Américas hasta el predio del caracol donde se llevara acabo el recorrido y visita del Papa a este municipio. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 9 feb (dpa) – El Papa Francisco encontrará en México una crisis “epidémica” de desapariciones, tortura y asesinatos y una de las situaciones más graves en materia de derechos humanos en todo el continente, denunció hoy la organización Amnistía Internacional (AI).

“Urgimos al Papa Francisco a usar su poderosa influencia para persuadir a la administración de Enrique Peña Nieto de tomar con seriedad la terrible crisis de derechos humanos, haciendo que todos los que cometan crímenes enfrenten la Justicia”, pidió la directora de AI para las Américas, Erika Guevara.

Francisco llegará a México la tarde-noche del viernes, procedente de Cuba, para una visita de cinco días que concluirá el miércoles en Ciudad Juárez, una localidad fronteriza con Estados Unidos que llegó a ser la más violenta del país.

“En cuanto pise Ciudad de México, el Papa Francisco se verá cara a cara con una de las crisis más preocupantes de derechos humanos en todas las Américas”, indicó Guevera.

Según afirmó, sólo si toman medidas “concretas y decisivas” se podrá hacer frente al problema de “decenas de miles de desapariciones, uso generalizado de tortura, creciente número de homicidios de mujeres y falta de capacidad de investigación”.