Este martes el dólar alcanzó el séptimo máximo histórico de este año, los precios del petróleo descendieron de nuevo a niveles de 2003 y las bolsas europeas, por segundo día consecutivo, cerraron con números rojos ante la preocupación por el deterioro de la economía mundial. Banco Base no descarta que el billete verde llegue a los 20 por uno en un determinado plazo.

Foto: Cuartoscuro.

El dólar suma su séptimo máximo histórico. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 9 de febrero (SinEmbargo).– El dólar norteamericano subió hoy hasta el máximo histórico de 19.20 pesos en Inbursa, doce centavos más que al cierre de ayer, y no cedió durante todo este día, cuando los precios del petróleo volvieron a niveles de 2003. En las ventanillas de Bancomer y Banamex, la cotización se estacionó en los 19.15 por uno.

El dólar interbancario también rompió récord al alza y cerró en 18.84 pesos. De acuerdo con el ranking diario de monedas de Bloomberg, el peso volvió a ser la divisa que más cayó entre las 16 que considera. El jueves pasado, el mismo medio reportó que ese día el peso mexicano fue el más débil entre las divisas que analiza al caer más que el argentino.

Hay “nerviosismo en el mercado como resultado de los anuncios de ayer con respecto a la necesidad de nuevos ajustes presupuestarios [previstos por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México], y esto impacta en el crecimiento”, dijo a la agencia internacional Juan Carlos Alderete, estratega de Grupo Financiero Banorte SAB.

“Pemex es el elefante en la habitación. Las preocupaciones sobre la necesidad de capitalizar la empresa, junto con una menor flexibilidad política, sobre todo en el ámbito fiscal, están afectando el sentimiento hacia los activos mexicanos ya que estos podrían tener un impacto negativo en las primas de riesgo”, destacó Alderete.

Esta histórica caída de la divisa mexicana se da a pesar de que el Banco de México (Banxico) continúa el mecanismo de subastas diarias para intentar suavizar el aumento importante en la volatilidad. Hoy el banco central reportó que las reservas internacionales cayeron 412 millones de dólares al término de la semana pasada, por lo que se colocaron en un saldo de 174 mil 975 millones de dólares, un nivel similar al reportado en noviembre de 2013.

De acuerdo con Banco Base, los niveles actuales de tipo de cambio hacen altamente probable que el dólar alcance cotizaciones superiores a 19 pesos en el muy corto plazo y, agregó, sigue abierta la posibilidad a cotizaciones de 20 pesos por dólar.

En lo que va de febrero, apunta, el diferencial promedio de oscilación de la paridad peso-dólar ha sido de 35.2 centavos, que es el máximo desde noviembre de 2008 y sólo superado por octubre del mismo año, cuando iniciaba la crisis financiera de Estados Unidos.

AJUSTE AL GASTO PÚBLICO EN MÉXICO 

Hace un año y medio el barril del petróleo se exportaba en unos 100 dólares, pero hoy cotiza en un promedio de 30 dólares; ha perdido el 70 por ciento de su valor. Ante ello, tanto el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, como el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, consideran necesario un ajuste al gasto público, empezando con Petróleos Mexicanos (Pemex), cuya crisis interna orilló al Presidente Enrique Peña Nieto a remover a Emilio Lozoya Austin, también señalado de relacionarse con OHL México.

Agustín Carstens teme un efecto en cadena: que la falta de ajuste a las finanzas públicas presione más al tipo de cambio y esto altere la tasa de inflación, por lo que el banco central se vería obligado a elevar la tasa de interés actualmente en 3.25 por ciento. Videgaray Caso prevé el ajuste para 2017 si los precios del petróleo siguen cayendo.

Banxico se ha comprometido a vigilar los factores que pudieran elevar la tasa de inflación. En enero se ubicó en 2.61 por ciento, lo que rompió la racha de mínimos históricos presumidos por las autoridades financieras.

Hoy Carstens Carstens ha dicho en entrevista con Radio Fórmula que “hay una desaceleración económica, pero no una crisis”. Estima que el país saldrá adelante “pese a que el mundo está muy revuelto”.

TEMOR POR EL DETERIORO MUNDIAL 

Grupo Financiero Monex expuso que los mercados en el mundo presentan movimientos negativos, luego de que se incrementara la preocupación sobre el sistema financiero en Europa, así como el deterioro en la economía mundial.

Las bolsas de valores más importantes de Europa, encabezadas por la de Milán, mantuvieron hoy las pérdidas del lunes negro debido al temor por un posible debilitamiento de la economía global.

El mismo día en que Banxico optó por no incrementar su tasa de interés ante la coyuntura actual e incremento en los riesgos, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, se mostró preocupada y advirtió sobre el “agudo” deterioro de las perspectivas económicas en las economías emergentes ante el difícil contexto global que aúna la ralentización de China, el inicio del ajuste monetario en Estados Unidos, la apreciación del dólar y la salida de capitales de estos mercados hacia refugios más seguros.

Este martes, además, los precios del petróleo volvieron a presentar una caída considerable, luego de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) descartó un acuerdo entre países productores de petróleo para determinar un tope a la sobre producción.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó hoy un 5.89 por ciento y cerró en 27.94 dólares el barril, por primera vez por debajo de los 28 dólares desde septiembre de 2003. En tanto, el barril de crudo Brent para entrega en abril cerró hoy en el mercado de futuros de Londres en 30.32 dólares, un 7.70 por ciento menos que al cierre de la sesión anterior.

Si las condiciones no cambian, “es difícil pensar cómo los precios del petróleo podrían aumentar significativamente a corto plazo”, concluyó la AIE en su informe de febrero.

La OPEP ha pedido colaboración al resto de grandes productores para recortar la elevada producción global, que se mantiene por encima de la demanda y ha provocado la caída de los precios, si bien los analistas no han observado hasta ahora signos de que ese acuerdo se vaya a producir.