Goldin fue despedido de la Dirección de la Biblioteca Vasconcelos y su retiro provocó reclamos en redes sociales por la forma en que fue separado del cargo y por la importancia que tiene en ámbito cultural en país.

Ciudad de México, 6 de febrero (SinEmbargo).-El escritor y editor Daniel Goldin Halfon, quien fue el director de la Biblioteca Vasconcelos, uno de los lugares culturales más importantes del país, anunció ayer a través de un comunicado su decisión de no regresar al recinto que había administrado desde 2013.

“En este momento en el que he elegido guardar silencio para dejar que hablen otros y concentrarme en el cierre administrativo de mi gestión, hago lo propio al anunciar que no está en mi horizonte retornar a la dirección de la Biblioteca Vasconcelos”, detalló Goldin.

La salida del escritor provoco controversia en redes sociales por parte de usuarios, trabajadores e intelectuales como Lidia Cacho, Gabriel Zaid, Alfonso Flores, Elena Poniatowska, Enrique Krauze, entre otros.

“Agradezco a las miles de personas que han externado su voz como reconocimiento al trabajo realizado por el equipo de profesionales que tuve el honor de encabezar durante los casi seis años en que fui director de la Biblioteca Vasconcelos”, mencionó.

“Las muestras de reconocimiento y afecto que hemos recibido son un regalo inesperado”, añadió.

En su pronunciamiento, tras varios días de silencio, el escritor señala que el cambio votado en el país en el verano de 2018 tiene que ver con el respeto a la diversidad.

Daniel Goldin, en una conferencia. Foto: Diego Simón Sánchez Cuartoscuro

“El reconocimiento del valor de la diversidad es un reclamo de no pocos de las más de treinta millones de personas que votamos por el actual gobierno, y de muchos de los que se opusieron a él”, destacó el escritor.

Asimismo, explicó que “México es un país megadiverso por su naturaleza y por sus culturas. Pero también es un país que destaca por sus especies, culturas e idiomas en extinción”.

Goldin, cuenta con experiencia como editor, principalmente en publicaciones infantiles y juveniles en donde se acreditó como uno de los principales impulsores de la lectura en México. Ante eso, se abrió una petición en la plataforma Change.org para solicitar su restitución, la cual ya tiene mas de 15 mil firmas.