En el enfrentamiento entre grupos armados y elementos de la Sedena en Tamaulipas habrían muerto por lo menos 6 personas, se habrían asegurado 10 vehículos y armas de fuego.

Hasta el momento las autoridades no han informado de manera oficial el número de personas muertas, heridas y posibles autos o bienes asegurados a los grupos armados.

Ciudad de México, 9 de marzo (SinEmbargo).- Por lo menos seis personas murieron durante un enfrentamiento entre un grupo armado y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

De acuerdo con medios locales y nacionales, el Ejército repelió una agresión de sujetos armados a bordo de varios vehículos en una autopista a Nuevo Laredo, Tamaulipas a la altura del kilómetro 190.

A través de redes sociales circulan diferentes fotografías y videos en los que se observa a supuestos soldados disparando en tierra y desde camionetas a la altura de la “Antigua Garita” en el kilómetro 26; la carretera fue cerrada por los enfrentamientos.

Según los primeros reportes, autoridades habrían asegurado al menos 10 vehículos y armas de fuego.

Al lugar llegaron personal ministerial y pericia de Tamaulipas para iniciar las carpetas de investigación y realizar las primeras investigaciones sobre dicho tiroteo.

En Twitter, usuarios compartieron fotografías en donde se observa la carreta a Nuevo Laredo totalmente parada por los enfrentamientos de esta mañana.
Hasta el momento las autoridades no han informado de manera oficial el número de personas muertas, heridas y posibles autos o bienes asegurados a los grupos armados.

Hasta el momento autoridades federales o locales no han informado de manera oficial el número de personas muertas, heridas y posibles autos o bienes asegurados a los grupos armados.

La madrugada de este sábado, un ataque armado en un centro nocturno de la ciudad de Salamanca dejó 15 personas muertas y 3 más lesionadas por impactos de bala, información que confirmó la Fiscalía Regional con sede en Irapuato.

Del ataque fue alertado el sistema 911 por parte de vecinos del centro nocturno que escucharon la ráfaga de disparos.

Al arribar los elementos de Policía, los atacantes ya se habían dado a la fuga y los cuerpos de emergencias trasladaron al menos a tres heridos mientras que varios más se trasladaron por sus medios.

La zona por protocolo fue acordonada por elementos de la Marina y del Mando Único Estatal, de los responsables no se sabe nada, los datos trascendieron de forma extra oficial.

La Fiscalía Regional confirmó el ataque, el número de decesos y el inicio de la investigación correspondiente, mediante un comunicado puntualizó que dentro del establecimiento se encontraron 13 personas muertas, dos más murieron durante el traslado a hospitales y tres mujeres lesionadas, reciben atención médica pero se reportan delicadas, hasta el momento no se ha identificado a los fallecidos así como tampoco a sus ejecutores.

En Monterrey, Nuevo León, un grupo de hombres armados y encapuchados sacaron este viernes a empleados del restaurante “El Gran Pastor”, uno de los más conocidos en esa ciudad del norte, a quienes rociaron gasolina en su interior y prendieron fuego; el atentado dejó dos heridos, informó la Fiscalía de Nuevo León.

“Antes de las siete de la mañana se registró el incendio. Llegaron tres personas a las seis y media de la mañana. Ya había personas obviamente dispuestas a abrir el restaurante, no había comensales. El saldo al momento son dos personas lesionadas”, precisó el vicefiscal estatal Luis Orozco.

“Estas personas portaban contenedores con combustible y los rociaron en el restaurante en el área de la barra. Le prendieron fuego y salieron por la puerta principal”, indicó en declaraciones a la prensa, y atribuyó el ataque a algún grupo del crimen organizado con la intención de dejar un “mensaje”.

Orozco destacó que el restaurante “El Gran Pastor”, que ofrece cabrito, el platillo típico de esta ciudad norteña, ya tenía amenazas; sin embargo, para no entorpecer las investigaciones el hecho no se había dado a conocer.

Además, el local ya había sufrido otro atentado, ya que hace menos de un año el gerente fue sacado del negocio y asesinado por un grupo de hombres armados.