En la columna, el periodista indicó que “Valentina” se percató de que Marco García y otros jugadores comenzaron a tener un comportamiento extraño con ella durante las clases. Fue en una de las sesiones que la profesora se percató de que los jóvenes se burlaban, entonces le pidió su teléfono celular al señalado y al revisarlo se percató que este le había tomado fotos debajo de la falda.

Ciudad de México, 9 de marzo (SinEmbargo).- Los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) despidieron a una empleada que laboraba en el club luego de haber denunciado acoso sexual por parte del futbolista Marco García.

El periodista Ignacio Suárez aseguró en su columna para el Diario Récord que “Valentina”, nombre utilizado para guardar el anonimato de la mujer, era acosada sexualmente por el futbolista, quien debutó en primer división este torneo.

“El Fantasma” indicó que los hechos comenzaron cuando el jugador se encontraba en las divisiones inferiores del club y “Valentina” impartía clases a los jóvenes de la cantera universitaria.

En la columna, el periodista indicó que “Valentina” se percató de que Marco García y otros jugadores comenzaron a tener un comportamiento extraño con ella durante las clases. Fue en una de las sesiones que la profesora se percató de que los jóvenes se burlaban, entonces le pidió su teléfono celular al señalado y al revisarlo se percató que este le había tomado fotos debajo de la falda.

Luego de revisar la galería de imágenes, “Valentina” encontró más fotos similares tomadas durante otros días cuando también vestía de falda.

La afectada denunció los hechos ante la dirección de Fuerzas Básicas de Pumas; sin embargo, la única solución que le dieron fue suspender por dos semanas al jugador. Además, dijo, el padre del agresor quiso amedrentarla diciendo que es abogado.

Como medida, los responsables del club decidieron que lo mejor era que “Valentina” dejara de dar clases, no sin antes recomendarle usar pantalones para ir a trabajar. Al final, la joven recibió una llamada de recursos humanos donde le informaron que el club iba a prescindir de sus servicios y que recibiría una liquidación conforme a la ley.

Finalmente, denunció “El Fantasma”, el caso quedó congelado, Marco García debutó en primera división, “Valentina” fue despedida de manera injusta y los Pumas, el mismo club que trató de ocultar los hechos, lanzó una campaña de apoyo a la mujer “Sin mujeres, NO hay Pumas”, “Pumas por la igualdad de género”.