México

El ex Gobernador priista Tomás Yarrington, acusado de ser capo de la droga, es detenido en Italia

09/04/2017 - 9:35 pm

Yarrington Ruvalcaba, buscado por la Interpol desde 2012 por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico, fue detenido esta noche en Italia. Se espera que en los próximos días sea extraditado a México. La PGR no ha dado más detalles sobre la detención del ex Gobernador priista.

Ciudad de México, 9 de abril (SinEmbargo).- El ex Gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Rubalcaba, acusado de lavado de dinero y narcotráfico, fue detenido esta noche en Florencia, Italia.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado sobre la detención de Yarrington, buscado por la Interpol en 192 países desde agosto de 2012.

“La detención se logró con motivo de la ficha roja solicitada a la Interpol por contar con una orden de aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros”, detalló la PGR.

Se espera que en los próximos días, Yarrington Ruvalcaba sea repatriado a México por la PGR en coordinación las autoridades del Gobierno de Italia.

El ex mandatario priista es acusado por los gobierno de México y Estados Unidos de delitos relacionados con el narcotráfico y lavado de dinero.

El imperio de Yarrington empezó su decadencia en noviembre del 2011, cuando apareció el cuerpo de Alfonso Peña Argüelles en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Junto al empresario, Los Zetas dejaron un mensaje acusando al político priista de lavar dinero sucio por medio de Peña Argüelles. No pasó de allí.

Sin embargo, fue el Gobierno de Estados Unidos el que aceleró las cosas, como en otros casos similares.

El 30 de enero de 2012, la DEA acusó a los tres ex gobernadores de Tamaulipas, todos ellos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) [Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores] de tener nexos con el narcotráfico.

En una corte de San Antonio, Texas, la DEA abrió más el caso. Dijo que Yarrington lavaba millones de dólares de Los Zetas y el Cártel del Golfo mientras fungía como Gobernador de Tamaulipas. Antonio Peña Argüelles, hermano del empresario, testificó. Dijo que Yarrington tenía lazos fuertes con Los Zetas. También lo acusó del complot que llevó al asesinato de Rodolfo Torre Cantú, el ex candidato del PRI para la gubernatura por Tamaulipas en 2010.

Para mayo de 2012, el Gobierno de Estados Unidos ya trabajaba en casos contra Yarrington en cortes de San Antonio y Corpus Christi, Texas. Se ordenó que se le confiscaran bienes y se le acusó además de recibir, mientras fue Gobernador, millones por la vía de extorsión y soborno.

Se le descubrió un condominio en la Isla del Padre y una propiedad de 18.6 hectáreas en San Antonio, Texas.

En mayo de 2013, un Juzgado federal con sede en Brownsville, Texas, formuló el expediente B-12–435–S1 y acusó formalmente al ex mandatario de haber recibido sobornos del narcotráfico desde al menos 1998, cuando era candidato del PRI al Gobierno del estado.

De acuerdo con los documentos del Gobierno norteamericano, existe evidencia de que el crimen organizado ha financiado las campañas políticas de Tamaulipas desde hace casi dos décadas. La acusación contra Yarrington Ruvalcaba señala que desde 1998 y “de manera regular”, tanto el Cartel del Golfo como su entonces brazo armado, Los Zetas, destinaron grandes sumas de dinero para pagar la protección de sus negocios ilícitos no sólo al ex mandatario priista, sino a una vasta red de políticos y funcionarios de alto nivel, candidatos e incluso miembros del Poder Judicial.

En México, donde las investigaciones de la PGR en contra de Tomás Yarrington datan desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, han avanzado lentamente. Desde el 27 de febrero de 2014, la dependencia federal tiene una orden de aprehensión pendiente en contra del ex Gobernador.

Yarrington no es el únicio ex Gobernador de Tamaulipas sobre el que pesan acusaciones de estar involucrado con la delincuencia organizada, su sucesor, Eugenio Hernández, también es buscado por el Gobierno de EU.

En 2015, la Corte del Sur de Texas hizo pública la acusación formal en contra del ex mandatario tamaulipeco por los delitos de “conspiración para lavar dinero y operar un negocio de transacciones financieras sin licencia para ello”.

Hernández se dijo sorprendido por la acusación en su contra y sostuvo que estaba “muy tranquilo” y trabajando con sus abogados para aclarar el caso con el Gobierno estadounidense.

“Estamos tranquilos, estoy trabajando con mis abogados para ver la mejor forma de aclarar esta situación con el gobierno de Estados Unidos”, declaró Hernández Flores en entrevista con Radio Fórmula.

Durante el Gobierno de Felipe Calderón, la PGR inició también averiguaciones en contra de él por presunta protección al narcotráfico.

Pese a ello, en junio de 2015, SinEmbargo dio a conocer que el ex mandatario acudió, junto a su pareja y tres personas más, a comer al restaurante de lujo Puerto Madero, ubicado en Arcos Bosques, uno de los centros comerciales más exclusivos de la Ciudad de México.

Aunque ambos mandatarios son prófugos de la justicia de Estados Unidos, asistieron a más de un informe de Gobierno del ahora ex Gobernador Egidio Torre, quien llegó al cargo luego de que su hermano Rodolfo fuera ejecutado días antes de los comicios de 2010.

Durante el último, presentado el pasado mes de septiembre, Torre Cantú tuvo como invitados a Manuel Cavazos, actual Senador, y a Eugenio Hernández.

El año anterior, también estuvieron presentes los mismo dos ex mandatarios priistas.

A ellos se suma que en junio del año pasado, Egidio Torre incluso honró, con bombo y platillo a Juan Nepomuceno Guerra, a quien se le considera el padre del Cártel del Golfo.

Pese a ello, Torre Cantú acudió a la ciudad de Reynosa para cortar el listón de una calle recién pavimentada que lleva el nombre de Juan Nepomuceno.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas