Tras evaluar los escenarios de la construcción, el Instituto Mexicano Para la Competitividad consideró que el proyecto solo tiene un 2 por ciento de posibilidades éxito.

México, 9 abr (EFE).- La nueva refinería mexicana de Dos Bocas, impulsada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tiene solamente un 2 por ciento de probabilidad de éxito, alertó este martes un informe del Instituto Mexicano Para la Competitividad (IMCO).

“El análisis concluye que en 98 por ciento de los escenarios, el proyecto de inversión en la refinería Dos Bocas genera más costos que beneficios. Es decir, destruye valor para Petróleos Mexicanos (Pemex)”, apuntó este organismo.

En diciembre de 2018, el Gobierno federal anunció la intención de construir una nueva refinería en Dos Bocas, en el suroriental estado de Tabasco, con una inversión estimada de 160 mil millones de pesos (unos 8 mil 438 millones de dólares).

Un gasto que se suma a otra millonaria inversión para rehabilitar las seis refinerías ya existentes.

“Es indispensable analizar si la refinería tiene viabilidad financiera y si ayudará a mejorar la situación de Pemex, y si es compatible con la política de austeridad económica del Gobierno Federal”, apuntó el IMCO.

Para responder a esta pregunta, el instituto creó un modelo financiero de la refinería, el cual sometió a una simulación para estudiar 30 mil escenarios distintos.

Este análisis modifica los supuestos que determinan los flujos financieros en cada escenario, de acuerdo a las directrices establecidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y así evalúa la viabilidad financiera de los proyectos de inversión.

“Los supuestos que cada escenario modifica son márgenes de refinación, inversión total, tiempo de construcción y gastos operativos”, precisó el organismo.

Los resultados de este ejercicio consideran las contingencias de un proyecto de esta naturaleza, ello sin sumar los costos de construcción de infraestructura adicional, como ductos e instalaciones de almacenamiento, o la remodelación del puerto de Dos Bocas para recibir buques de hondo calado.

Tras evaluar todos los escenarios, el IMCO consideró que el proyecto solo tiene un 2 por ciento de posibilidades éxito.

“Una decisión como esta (la construcción de la refinería) puede generar una grave crisis de las finanzas públicas para todo el país”, advirtió el instituto.

Por ello, animó a Pemex a enfocarse en inversiones “que generen valor y no que lo destruyan” y consideró que la refinería puede ser un “obstáculo” para este fin.

El 1 de abril, el presidente de México confirmó que los cuatro consorcios extranjeros convocados para construir la refinería de Dos Bocas aceptaron participar en el concurso.

Apuntó que presentarán sus propuestas en unos quince días.