A través de un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dijo que el ofrecimiento de estos servicios sexuales viola tanto la contingencia sanitaria por el brote de coronavirus como los derechos de las mujeres.

Ciudad de México, 9 de abril (SinEmbargo/AP).– La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó el miércoles a las autoridades que investiguen a los centros nocturnos que ofrecen servicios sexuales, como “table dance”, a domicilio, cuando están en vigencia medidas de aislamiento y la suspensión de actividades no esenciales por la pandemia de coronavirus.

En un comunicado, el organismo, dijo que el ofrecimiento de estos servicios viola tanto la contingencia sanitaria como los derechos de las mujeres.

Esta situación “atenta no solamente contra el derecho a la salud, sino” que constituye “discriminación y posible trata de personas con fines de explotación sexual”, afirmó la Comisión.

Asimismo, recordó que ya había exhortado a que las acciones del Gobierno federal “para enfrentar la propagación del COVID 19, se den en el marco de los derechos humanos e incorporen la perspectiva de género a fin de garantizar la dignidad y seguridad de la población mexicana”.

“En ese tenor, procurar la salud y la vida de las y los mexicanos, impone también a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, la obligación de instrumentar acciones eficaces y suficientes, a favor de las personas que enfrentan violencia en cualquiera de sus formas, en particular las mujeres y niñas”, aseguró la CNDH.

De acuerdo con su pronunciamiento, la práctica fue detectada desde el 3 de abril en el estado de Tlaxcala, el cual registra problemas de trata de mujeres para explotación sexual desde hace mucho tiempo. Los proxenetas de algunas localidades de Tlaxcala obligan a las mujeres a prostituirse tras casarse falsamente con ellas, aislarlas y amenazarlas con quitarles a sus hijos.

Por ello, la Comisión Nacional informó que investigará de oficio el caso con la finalidad de detectar posibles actos u omisiones cometidos por parte de servidores públicos de la Secretaría de Salud y de la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala, “que por su naturaleza pudieran resultar de especial gravedad y constituir violaciones a los derechos humanos a la salud, a la legalidad y a la seguridad jurídica”.

Además, indicó que solicitará información a las autoridades involucradas en los hechos, a fin de integrar el expediente de queja y, en su momento, emitir el pronunciamiento que conforme a derecho corresponda.

El martes, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio dijo que los servicios de table dance a domicilio son ofrecidos por “men’s clubs” vinculados a acusaciones de trata de mujeres con fines de explotación sexual. Señaló que algunos de esos establecimientos que debían estar cerrados desde el 26 de marzo por disposición oficial para contener la propagación del coronavirus comenzaron a ofrecer servicios a domicilio.

Las mujeres involucradas en tales actividades son expuestas “no sólo a infectarse de COVID-19, sino que están expuestas a diversas formas de violencia”, subrayó el grupo en un comunicado.

Aproximadamente 50 sexoservidores y servidoras bloquearon en febrero la Calzada de Tlalpan a la altura de la calle Independencia en la colonia Del Lago alcaldía de Benito Juárez, luego de que una compañera de estas fue detenida al denunciarla un cliente de robo. Foto: Luis Carbayo, Cuartoscuro

Aproximadamente 50 sexoservidores y servidoras bloquearon en febrero la Calzada de Tlalpan a la altura de la calle Independencia en la colonia Del Lago alcaldía de Benito Juárez, luego de que una compañera de estas fue detenida al denunciarla un cliente de robo. Foto: Luis Carbayo, Cuartoscuro

Algunos de esos establecimientos han sido implicados en la explotación sexual de mujeres menores de edad.

Hasta el corte del miércoles por la noche, México acumulaba 3 mil 181 casos de coronavirus y 174 fallecimientos.

-Con información de AP