En lo que respecta a los fallecimientos, el estado neoyorquino acumula siete mil 67, frente a los 15 mil 238 decesos de España, pero el brote en Estados Unidos va algo por detrás en el tiempo y Nueva York ha encadenado varios días con récords diarios de muertes.

Nueva York, 9 de abril (EFE).- El estado de Nueva York había confirmado hasta este jueves casi 160 mil casos de coronavirus, superando ya con claridad a España, que tras Estados Unidos es el país con más positivos en todo el mundo, y afianzándose como el gran foco mundial.

Según los últimos datos oficiales, Nueva York tiene 159 mil 937 casos de COVID-19, frente a los 152 mil 446 infectados de España y los 143 mil 626 de Italia.

El estado ya había superado momentáneamente a España en la jornada anterior, pero con la difusión de datos actualizados este jueves en Madrid, el país había vuelto a ponerse por delante.

Las últimas cifras de Nueva York, con un aumento de más de 10 mil positivos en las últimas 24 horas frente a los cinco mil 756 en España, vuelven a situarlo por delante y, a priori, hacen ya difícil que vuelva a darse la misma situación.

Así, Nueva York -que acumula más de un tercio del total de casos en Estados Unidos- se consolida como el gran epicentro mundial del coronavirus.

Con una población de 19 millones de habitantes, Nueva York tiene unos 815 casos por cada 100 mil habitantes, muy por encima de los 326 de España, donde viven unos 47 millones de personas.

En lo que respecta a los fallecimientos, el estado neoyorquino acumula siete mil 67, frente a los 15 mil 238 decesos de España, pero el brote en Estados Unidos va algo por detrás en el tiempo y Nueva York ha encadenado varios días con récords diarios de muertes.

En la última jornada, Nueva York perdió a 799 personas por la enfermedad, más que en España, donde fallecieron 683, o en Italia, donde fueron 610.

En el conjunto de Estados Unidos -donde viven unas 330 millones de personas- se habían confirmado hasta este momento más de 452 mil casos, muy por encima de las cifras de ningún otro país, y más de 16.000 muertes, más que en España pero por el momento menos que en Italia, la nación más golpeada.