La participación de las mujeres en la política aún tiene muchas deficiencias, ONGs y expertos. Foto: Cuartoscuro

La participación de las mujeres en la política mexicana aún tiene muchas deficiencias, ONGs y expertos. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 9 de mayo (SinEmbargo).– Diversas organizaciones de la sociedad civil y académicos coincidieron en señalar que en México es muy complicado el camino de la mujer en el mundo de la política, y son casi nulas las oportunidades de acceder a puestos directivos.

De acuerdo con un informe preliminar del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), los estatutos, plataformas y reglamentos de los tres principales partidos políticos tienen “grandes deficiencias” en materia de perspectiva de género y de paridad política.

“México avanza a pasos muy lentos en esta dirección. Estamos avanzando mucho en simulación, hay una enorme cantidad de simulación, hay una profunda hipocresía en cuanto al avance que se tiene sobre la mujer. Y los avances son más de carácter cosmético que de fondo”, afirmó Luis Miguel Pérez Juárez, profesor investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Estado de México.

Ximena Andión, directora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, enfatizó que diversos factores retrasa el avance la paridad de género en la política mexicana. Por ejemplo, el tema cultural, el estigma que representa el poder en las mujeres, el trato que reciben las mujeres cuando están en puestos de dirección, son algunas de las limitaciones más importantes.

Además, expusieron, el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex líder capitalino del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y que es investigado por comandar una red de trata de personas que ejercía desde las oficinas de la organización política en el Distrito Federal, es un ejemplo claro del trato que se les da a las mujeres. Consideraron que ése caso no es una excepción en la política mexicana y tampoco es exclusivo de un solo partido.

“El comportamiento de todos los partidos políticos, y no sólo del PRI-DF, sino del PRI nacional, del PAN [Partido Acción Nacional], del PRD [Partido de la Revolución Democrática] y de todos los partidos en general, en cuanto a mujeres se trata, están todos más cerca de la grosera posición de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre que de una posición sana”, advirtió Luis Miguel Pérez Juárez, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

VOTOS NO CARGOS

El reporte de Inmujeres reveló que los principales partidos políticos tienen avances en la materia, pero detectó “grandes deficiencias”, como la carencia de un lenguaje incluyente o acciones ambiguas a favor de las militantes que están sujetas a la interpretación de las cúpulas partidistas.

“No hay, por ejemplo, lenguaje incluyente, las mujeres no estamos visibilizadas en las propuestas de los documentos básicos de los partidos políticos”,  afirmó Paula Soto Maldonado, directora de Participación Social y Política de Inmujeres.

Por otra parte, Ximena Andión, directora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, detalló que los avances más importantes para la paridad de género se observan a nivel del Poder Legislativo. Por el contrario, en el Poder Ejecutivo, Judicial y también en los poderes estatales o a nivel municipal, ha habido pocos avances.

Por ejemplo, mencionó que las presidentas municipales no alcanzan ni el seis por ciento, del total de más de dos mil 450 municipios del país.

“A nivel del Ejecutivo, tú verás que son pocas las secretarias de Estado que tenemos y no sólo son pocas en ese tipo de espacios, sino que los puestos que ocupan las mujeres es en Secretarías que se consideran tradicionalmente femeninas: Salud, Turismo, pero no en la Secretaría de Hacienda, Gobernación o Economía”, afirmó la experta en derecho de las mujeres y acceso a la salud reproductiva.

Las mujeres están bien para conseguir votos, pero no para acceder a cargos directivos, afirmó la especialista.

Al interior de los partidos políticos, el doctor Luis Miguel Pérez señaló que se mantiene una visión de preferencia al trabajo masculino.

“Hay intereses importantes, generalmente en los partidos políticos, donde la cantidad de varones que trabajan en los partidos políticos es muy superior, lo vemos cuando hay reuniones internas de los partidos políticos: en una reunión de 100 políticos asiste una minoría de seis u ocho por ciento de mujeres. Y por supuesto a la hora de la búsqueda de candidaturas, de posiciones políticas, de acercamiento al poder, la lucha de los hombres es muy superior a las mujeres”, reconoció el académico.

NO SE RESPETAN ESTATUTOS

PRI, PRD, PAN ignoran estatutos en cuanto a paridad de género. Foto: Cuartoscuro.

PRI, PRD y PAN ignoran estatutos en cuanto a paridad de género. Foto: Cuartoscuro.

El informe de resultados correspondiente al periodo enero-marzo de 2014 cobra especial relevancia, pues falta poco más de un año para que se realicen las elecciones intermedias del 2015, en donde estarán en juego: la renovación total de la Cámara de Diputados; así como las gubernaturas de Colima, Querétaro, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora; y elecciones para alcaldes y diputados locales en Campeche, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Distrito Federal (delegados y asambleístas), Hidalgo, Jalisco, Morelos, y Tabasco.

En el documento preliminar, el informe final se entregará al Congreso en el cuarto trimestre del año, Inmujeres revisó los documentos básicos de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), para corroborar que la información contara con perspectiva de género.

En el documento se resalta que en algunos casos se determinan cuotas de género para la integración de la estructura partidaria, pero la responsabilidad de que se cumpla con la disposición recae en el organismo directivo del partido político, lo que no garantiza el respeto a la norma.

“Creemos que las medidas o las acciones a favor de las militantes de los partidos políticos, para que estén bien representadas en las estructuras orgánicas de los partidos políticos, estas elecciones internas para que ocupen cargos directivos, todavía quedan sujetas a la interpretación de las dirigencias de los propios institutos políticos, lo cual generan cierta incertidumbre”, detalló Ximena Andión.

La funcionaria consideró importante resaltar que hay algunos partidos políticos que tienen mayores avances que otros en sus legislaciones, sin embargo, ninguno cumplió a cabalidad con todas las aristas evaluadas, por lo que afirmó que existen grandes áreas de oportunidad para mejorar esta situación antes de las elecciones próximo año.

Ante este panorama, el Inmujeres confió en que los legisladores utilizarán el diagnóstico para elaborar las acciones y reformas correspondientes para impulsar a los partidos políticos a que incorporen la perspectiva de género en su estructura, normativa, y procesos internos.

“Tiene varias áreas de oportunidad, estamos trabajando en el tema, creemos que a partir de la presentación de la iniciativa que realizó el Ejecutivo federal el pasado 11 de octubre para incorporar la paridad en las candidaturas federales […], esto acelerará el proceso de incorporación de la perspectiva de género y la integración de este nuevo concepto en todos los partidos políticos”, afirmó la directora de Participación Social y Política de Inmujeres.

En este sentido, el Inmujeres destacó que la experiencia ha mostrado que las cuotas de género son muy eficientes en América Latina y Europa, ya que han logrado una mayor proporción de mujeres en los parlamentos.

Por ello, enfatizó que la existencia de leyes sobre cuotas de género constituye una buena práctica que favorece la elección de mujeres para cargos de representación popular, que reducen las brechas de género y coadyuvan para alcanzar la igualdad sustantiva en este tema.

CUOTAS INSUFICIENTES

Para los expertos, el sistema de cuotas de género en la política representa un avance importante para el acceso de mujeres a cargos públicos; sin embargo, no soluciona el problema de fondo. Pues se deja al arbitrio de las cúpulas directivas la inclusión de las mujeres a cargos de poder.

“Cuando se impone una cuota da la impresión que se está ayudando al género independientemente de si hay capacidad o no. Y entonces tiene mucho a desprestigiarse esta cuota, porque las mujeres que llegan por esta vía, en lugar de considerarse que llegan por méritos propios, se piensa que llegaron por simplemente cubrir una cuota”, detalló el doctor Luis Miguel Pérez.

Para el académico, las cuotas políticas representan muchos más problemas para las mujeres que  soluciones, pues se crea un estigma en ellas de que su acceso a cargos de elección se ve comprometida con la obligación legal.

Tal como ocurrió en la elección de 2013, cuando los partidos políticos tuvieron que recortar una y otra vez sus listas de candidatos a cargos de elección popular, porque no se ajustaban al 50 por ciento estipulado en la ley. Para lograrlo, tuvieron que quitar algunos candidatos varones, algunos de ellos muy valiosos, lo que generó varias inconformidades.

“Lo que debemos tener en política, como en nuestra sociedad, es gente de calidad, sin importar de qué genero sea. Y por supuesto gente de calidad la vas e encontrar en los dos géneros”, afirmó el especialista.

Asimismo, la iniciativa presidencial de obligar al 50 por ciento de candidatos varones y mujeres para las elecciones federales del 2015, tiene para el especialista un objetivo más populista que efectivo.

“Desde Adolfo Ruiz Cortines, que tenemos la existencia del voto femenino, no ha habido un solo sexenio en donde no se hable desde el Gobierno de buscar equidad de género y avance de la mujeres en cuestiones políticas y sociales y este sexenio no es la excepción. Obviamente sí ha habido avances, pero estos no han ido a la velocidad que deberían ir”, expuso.