El presupuesto para Seguro de Gastos Médicos Mayores aprobado en 2019 disminuyó en 76.5 por ciento en comparación con el de 2018, al destinarse sólo 1,168 millones de pesos a esa rubro. Las dependencias federales que aún conservan esa prestación son: Gobernación, la Secretaría de Educación Pública, la Fiscalía General de la República, el Poder Judicial, el Poder Legislativo y el Conacyt. También las secretarías de Economía, Turismo, Relaciones Exteriores y Agricultura, además de la CNDH y la Oficina de la Presidencia.

Ciudad de México, 9 de mayo (SinEmbargo).– Trece dependencias aún conservan en su presupuesto el Seguro de Gastos Médicos Mayores para sus trabajadores, mientras que a 23 se les eliminó este rubro, de acuerdo con el análisis que realizó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El análisis realizados por Judith Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas Públicas del CIEP, arrojó que la Secretaría de Gobernación (Segob) es la dependencia que ocupa el primer lugar con el mayor gasto presupuestado para este rubro en 2019, con un total de 410.2 millones de pesos.

Le siguen en la lista la Secretaría de Educación Pública (351.7 millones), Fiscalía General de la República (170 millones), el Poder Judicial (110 millones), Poder legislativo (38.7 millones), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (25.2 millones), Secretaría de Economía (13.3 millones), Secretaría de Turismo (11.3 millones), Relaciones Exteriores (9.9 millones).

También figura la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (8.6 millones), la Oficina de la Presidencia (8.1 millones), Secretaría de Agricultura (7.3 millones) y las previsiones y aportaciones para los sistemas de educación básica, normal, tecnológica y de adultos (3.3 millones).

El Seguro de Gastos Médicos Mayores cubre análisis clínicos, medicamentos, hospitalización y honorarios médicos. En México, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), sólo el 5 por ciento de los mexicanos cuenta con esta póliza.

El presupuesto para Seguro de Gastos Médicos Mayores aprobado en 2019 disminuyó en 76.5 por ciento en comparación con el de 2018, al destinarse sólo 1,168 millones de pesos.

La semana pasada, Mario di Costanzo Armenta, ex presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), comentó a EconomíaHoy.mx que la eliminación del seguro de gastos médicos mayores a funcionarios públicos federales podría contribuir al empeoramiento de las finanzas del ISSSTE, pues dicha medida de austeridad hizo que 500 mil empleados del Estado perdieran el acceso a los servicios de salud privados y junto con sus familias, también aseguradas, suman cerca de 2 millones de personas.

La medida de eliminar el seguro de gastos médicos mayores prevé el ahorro de 2 mil 700 millones de pesos, aunque de acuerdo con el ex funcionario esto tendría un costo mucho mayor.

Además, Judith Méndez, coordinadora de salud y finanzas públicas del CIEP, añadió que existe un fenómeno llamado “transición epidemiológica”, que consiste en un cambio de patrones de las enfermedades comunes hacia padecimientos crónicos degenerativos e infecciosos, lo cual incrementa considerablemente los costos de la atención médica y limita la capacidad del Estado para cubrir las necesidades de salud de la población.

Ante esta situación el Gobierno tendría que poner recursos para mantener el sistema de pensiones y la atención médica porque es un derecho que está en la ley, son actividades que están garantizadas para los mexicanos, por tales motivos, una quiebra se vuelve inviable.