México

Científicos estudian si el medicamento sofosbuvir puede ser opción para luchar contra el coronavirus

09/06/2020 - 11:27 pm

En varias regiones del mundo se continúa trabajando para desarrollar una vacuna o un medicamento que sea capaz de combatir al SARS-CoV-2. 

–La investigación original puede ser consultada aquí. 

Ciudad de México, 9 de junio (SinEmbargo).– El sofosbuvir, antiviral aprobado para el tratamiento de las infecciones por Hepatitis C, es estudiado por científicos para saber si puede utilizar para combatir a la COVID-19. 

En un texto publicado en la revista Nature, Rodrigo Jácome, José Alberto Campillo Balderas, Samuel Ponce de León, Arturo Becerra y Antonio Lazcano señalan que “la superposición estructural de la polimerasa del virus de la hepatitis C unida al sofosbuvir, un antiviral análogo de nucleósido aprobado para las infecciones por el virus de la hepatitis C, con la polimerasa SARS-CoV muestra que los residuos que se unen al fármaco están presentes en este último. Además, una alineación múltiple de varias coronavirus polimerasas relacionadas con SARS-CoV-2, SARS y MERS muestra que estos residuos se conservan en todos estos virus, lo que abre la posibilidad de usar sofosbuvir contra estos patógenos altamente infecciosos”.

Sofosbuvir (SOF) es “un análogo de nucleótido dirigido contra la polimerasa del VHC, NS5B. La estructura del VHC unido al SOF13 revela que el fármaco se une al sitio activo y se incorpora a la cadena naciente evitando la adición del siguiente nucleótido. Los residuos que participan en la unión de SOF incluyen el motivo A’s D225, el motivo B’s S282, T287 y N291 (este último se une al SOF 2′-F), el motivo F’s K141 y R158, más el motivo A’s y C’s universalmente conservados que coordinan los iones metálicos”, explican en el texto.

“Trabajos previos han demostrado que el Sofosbuvir tiene actividad antiviral in vitro o in vivo contra otros Flavivirus, es decir, Dengue, Zika y el Virus del Nilo Occidental. La conservación estructural de RdRp se extiende más allá de los miembros de Flaviviridae e incluye todos los virus de ARN conocidos”, se añade.

Hoy, casi seis meses después de que se detectaran los primeros casos de COVID-19 en China, en varias partes del mundo intentan desarrollar una vacuna o un fármaco capaz de combatir al SARS-CoV-2.

En los resultados de la investigación, los científicos señalan que con el trabajo se “construyó un modelo basado en la homología del SARS-CoV-2 nsp12 y realizó experimentos de acoplamiento molecular para probar si Sofosbuvir, así como otros análogos de nucleósidos, podrían ser efectivos contra el virus, produciendo resultados muy prometedores”.

Con el aumento de los casos positivos y las muertes por COVID-19, “los recursos y las opciones que se están probando contra el virus están aumentando de manera paralela, con propuestas serias de probar las células madre y las medicinas tradicionales chinas como antivirales”, explican en el texto.

“Teniendo en cuenta nuestros resultados in silico y el trabajo de Elfiky17, sumado al hecho de que SOF ya ha sido aprobado como un tratamiento estándar y tiene un perfil de seguridad bien conocido19, sería interesante desarrollar experimentos in vitro para probar su eficacia contra el SARS -CoV-2, así como su concentración inhibitoria mínima como un paso hacia pruebas posteriores en un entorno clínico”, agregan.

Los casos de COVID-19 en el planeta superaron hoy la barrera de los siete millones, con la pandemia concentrada en el continente americano y, en particular, en Sudamérica, según las estadísticas y análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cifra diaria de infectados se mantuvo de nuevo en un nivel muy elevado, con otros 131 mil 296 casos.

En cambio, las muertes reportadas por coronavirus han caído a 3 mil 469 en todo el mundo, hasta un total de 404 mil 396 defunciones.

Conforme al recuento de la OMS, los casos en América totalizan los 3.36 millones, de los cuales más de 1.3 millones corresponden a Latinoamérica.

Canadá, donde la propagación del virus parece estar bajo control, cuenta con unos 96 mil casos, mientras que Estados Unidos se acerca a los dos millones.

Europa registra 2.3 millones de casos, con una contención de infecciones y fallecimientos en Italia y España y cierta mejora en el Reino Unido, aunque la OMS ha alertado del aumento de contagios en Europa central y oriental.

Brasil está próximo a superar los 700 mil casos confirmados de coronavirus y Rusia el medio millón, con lo que se sitúan en el segundo y tercer lugar de países más afectados por la pandemia, después de Estados Unidos.

–Con información de EFE.