En México se producen 44 millones de toneladas de basura al año, de estos desechos el 3 por ciento es PET, por lo que la IMCC impulsa una economía circular en la que cada envase pueda tener más de una vida útil, esto como parte de su compromiso por un Mundo Sin Residuos.

Ciudad de México, 8 de mayo (SinEmbargo).- La Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) busca impulsar la economía circular a través de su campaña “Hablemos de reciclaje” en la que además destaca la suma de esfuerzos y la importancia del valor social de toda la cadena de reciclaje.

Como parte de su compromiso para conseguir un Mundo Sin Residuos, la IMCC se planteó como meta recolectar y reciclar el equivalente al 100 por ciento del total de sus envases vendidos para 2030, cada envase puede tener más de una vida útil.

El proceso de acopio y reciclaje juega un papel importante para alcanzar un Mundo Sin Residuos y la Industria Mexicana de Coca-Cola lo sabe, por lo que los centros de acopio reciben los materiales valorizables, pesan el material, lo separan, definen el costo de compra y programan su recolección para que los camiones trasladen el PET a las plantas de acopio.

En las plantas de acopio se aplican filtros de separación y se crean pacas que se llevan a las plantas de reciclaje, entre ellas está PetStar, la planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo, ubicada en México y que además forma parte de la IMCC. En esta planta, el PET pasa por otros filtros de selección y separación para ser convertido en hojuelas, para posteriormente pasar por altas temperaturas y ser transformadas en pellets, es decir, pequeños comprimidos sólidos, que se canalizan a las plantas embotelladoras.

La Industria Mexicana de Coca-Cola cuenta con 8 plantas embotelladoras que reciben preformas de PET reciclado que se transforman en nuevas botellas, se etiquetan y llenan con alguna bebida de la IMCC.

En la actualidad, más de 35 mil personas forman parte de esta importante cadena en el país, razón por la cual, desde hace más de 18 años la IMCC ha impulsado la creación de espacios para la mejora de las condiciones de vida de los recuperadores y sus familias. En este sentido destaca el trabajo que ha desarrollado la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), a través de PetStar, en alianza con Fundación Dibujando un Mañana para impulsar su Centro de Desarrollo Integral Comunitario (CEDIC), el cual tiene como propósito mejorar las condiciones de vida de hijos de las personas que se dedican a la recuperación de residuos, proveyendo servicios de educación, alimentación y atención médica.

“Yo estoy tranquila trabajando, porque sé que en el CEDIC me los cuidan y les dan de comer; ayudan a muchas personas como yo. Me ha servido mucho, tanto a mí, como a mis hijos”, Adriana Málaga Almazán, recolectora de residuos.

La Industria Mexicana de Coca-Cola, en alianza con PetStar, IMER y ECOCE, se suman a la iniciativa de disminuir los residuos del planeta, además de impulsar la inclusión social y el desarrollo de las comunidades mexicanas.

Todos formamos parte de esta cadena y podemos ayudar al vaciar, aplastar, tapar y depositar nuestras botellas correctamente, ya que trabajando juntos podremos generar un verdadero cambio en planeta, además de apoyar la cadena de reciclaje en el país, ¡hagamos esto juntos!