López Obrador hizo referencia a la popular burla que se ha hecho sobre un video del panista, en el que criticó a las personas que gastan su salario en bebidas alcohólicas.

Ciudad de México, 9 de junio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que le pediría permiso a su excontrincante Ricardo Anaya Cortés para tomarse “una caguama de Pacífico”, en referencia al triunfo de su partido en los estados que hacen costa en el Pacífico mexicano.

Anaya Cortés, quien compitió por el Partido Acción Nacional (PAN) y perdió las elecciones presidenciales del 2018, fue fuertemente criticado cuando recientemente censuró que los mexicanos tomaran caguamas, la versión más grande del envase en vidrio de cerveza.

A eso se refería López Obrador, pero también a los resultados de la elección intermedia 2021. Morena, su partido, ganó casi todo el Pacífico, pero también la frontera norte y sur, aunque perdió en el centro de la República.

“Sonora, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán. El Pacífico”, enumeró los triunfos de su partido. “Hasta le voy a pedir permiso a Ricardo Anaya para que yo me tome una nada más; una caguama Pacífico. Todo con moderación”, agregó.

Anterior a esto, el Jefe del Ejecutivo dijo que debido a que no hay objetividad entre sus adversarios, quienes han asegurado que Morena fue el gran perdedor de las elecciones, tendrá que informar más de una vez que “el movimiento al que pertenece” salió avante.

“Voy a tener que seguir informando porque a veces hasta los ciudadanos más despiertos se desmoralizan, porque es tanto el bombardeo. Así estuvo y ofrezco disculpas, pero así lo quiso el pueblo. Morena y coalición ‘Juntos Haremos Historia'”, dijo antes de nombrar a su exoponente en las elecciones de 2018.

López Obrador recalcó que la alianza partidista de Morena ganó 11 de las 15 gubernaturas que se disputaron el pasado 6 de junio, mientras que la coalición del PRI, PAN y PRD (“Va x México”) sólo ganó tres entidades. A éstas se suma el triunfo del Movimiento Ciudadano en Nuevo León.

Durante la explicación que dio sobre los estados en los que ganó, el mandatario aprovechó para volver a tocar el tema del excandidato Félix Salgado Macedonio, a quien se le retiró la candidatura a la gubernatura de Guerrero a un mes de las elecciones, y que en su lugar se postuló -y ganó- su hija, Evelyn Salgado.

En esa intervención, Andrés Manuel argumentó que se levantó una campaña de desprestigio en contra de Salgado Macedonio, pero aseguró que no se tenían pruebas sobre las acusaciones que se le hicieron, sin enfatizar si se refería a las acusaciones de violación o sobre el gasto de su campaña, este último por el cual se le retiró la candidatura.

De hecho, dijo que las acusaciones que se hicieron contra el morenista de Guerrero podrían ser las responsables de que se haya perdido territorio en la capital del país, ya que el caso fue muy mediático y se “bombardeó” a la gente con dicha información.

“Muchos estaban confundidos queriendo descarrilarnos en Guerrero, bueno hasta la autoridad. Y la opinión de los guerrerenses es otra, pero estoy seguro que esa campaña sí impactó aquí en la Ciudad de México, en las clases medias, porque aquí se recibe todo el bombardeo. […] Sí impactó, es el tren de la ciudad”, sostuvo.

Además, López Obrador dijo que incluso se podría pedir la protección de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por “todo lo tóxico” y la cantidad abrumadora de mentiras que “los medios difundieron sobre Salgado Macedonio”.

Finalmente, extendió una felicitación a todos los candidatos y candidatas que ganaron las elecciones, sin importar de qué partido son.

“En fin, fíjense qué mal nos fue. 11 de 15. ¿Qué se gobernaba de los 15?, ¡uno! Ahora son 10 más. […] Si a estos 11 se agregan los que ya gobernaban, que son siete pero quitamos Baja California, quedan así 17 y hay que recordar que son 32 entidades. Entonces, son 17. Ocho, PAN y la coalición, cuatro PRI, uno Verde y dos Movimiento Ciudadano”, recalcó para “desestimar” los dichos de la oposición.