El pasado domingo, México celebró las elecciones más grandes de su historia, en las que la coalición oficialista sufrió un desgaste, pero retuvo la mayoría simple en la Cámara de Diputados y ganó en 11 de los 15 estados en juego.

Ciudad de México, 9 de junio (SinEmbargo/EFE).– Vueltas que da la vida, dice el dicho popular. Morena ha obtenido mayoría en el Congreso de Tamaulipas en estas elecciones, y planea remover al Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Hoy lo ha ratificado. Tiempo atrás ya lo había hecho por medio de la Cámara federal, pero la local lo amparó. Ahora eso es el pasado. El partido oficial tiene cómo resolver aquello que en algún momento fue un episodio casi vergonzoso.

Y es que de acuerdo con los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) sobre los comicios celebrados el pasado 6 de junio, Morena se hizo de la mayoría en el Congreso de Tamaulipas, el cual estaba dominado por los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece García Cabeza de Vaca.

Este hecho fue celebrado por Ignacio Mier, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, quien aseguró que el mandatario tamaulipeco, sobre quien pesa una orden de aprehensión que fue suspendida de forma definitiva por un Juez federal, podrá ser separado del cargo.

“¡OMG! Morena es mayoría en el Congreso de Tamaulipas. Se acabará con la inmunidad de @fgcabezadevaca. Insisto, carece de fuero. Será separado del cargo”, advirtió el Diputado federal morenista a través de su cuenta de Twitter.

El que el partido del Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, haya arrebatado a la oposición el control del Congreso de Tamaulipas complica la situación del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, investigado por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Según los resultados preliminares del Instituto Electoral de Tamaulipas, el izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ganó las elecciones intermedias del domingo con el 37.8 por ciento de los votos, conquistando 16 de los 22 diputados otorgados por mayoría relativa.

Mientras que el opositor y conservador Partido Acción Nacional (PAN), formación del Gobernador tamaulipeco, obtuvo el 35.8 por ciento de los sufragios y ganó seis escaños.

A la espera del reparto proporcional del resto de diputados de la cámara local, estos resultados avizoran una mayoría de Morena que dificultará el futuro de García Cabeza de Vaca.

El Gobernador se había apoyado hasta ahora en la mayoría conservadora del Congreso local para blindar su inmunidad frente al procesamiento por corrupción que busca en su contra la Fiscalía General de la República.

A petición del Ministerio Público, la Cámara de Diputados de México, dominada por Morena, votó el 30 de abril a favor de levantar el fuero de García Cabeza de Vaca para permitir su imputación, pero el Congreso de Tamaulipas contrarrestó la decisión al mantenerle la inmunidad.

Mientras un Juez ordenó en mayo la captura del Gobernador, otro Juez lo amparó al considerar que todavía mantiene su fuero, una disputa que la Suprema Corte no ha resuelto.

Una mayoría morenista en la cámara tamaulipeca podría desencallar ahora la situación, levantar la inmunidad y facilitar el arresto de Cabeza de Vaca, cuyo mandato expira en 2022.

La investigación contra el Gobernador nace de una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno federal que lo acusó de haber simulado la compraventa de un lujoso apartamento como parte de un entramado de lavado de dinero.

Además, ha sido denunciado por haber recibido presuntamente sobornos de la trama Odebrecht cuando era legislador en 2013.

García Cabeza de Vaca ha denunciado que la orden de captura obedece a “motivos políticos” y “se tomó en el Palacio Nacional”, residencia del Presidente.