Compositor y músico mexicano, autor del mundialmente famoso vals “Sobre las olas”, Juventino Rosas es recordado hoy a 118 años de su muerte.

De origen otomí, José Juventino Policarpo Rosas Cadenas nació el 25 de enero de 1868, en Santa Cruz de Galeana, hoy Ciudad Juventino Rosas, Guanajuato. Su padre fue un músico militar que le enseñó a tocar diversos instrumentos a él, a su hermano Manuel y a su hermana Patrocinio.

De acuerdo con la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), Juventino, junto con su padre y uno de sus hermanos, se trasladó a la ciudad de México a corta edad para probar suerte como músicos. En el DF vivió en diversas vecindades del barrio de La Lagunilla, en uno de estos lugares murió su hermano durante una riña.

En 1885 se inscribió en el Conservatorio Nacional de Música, donde estudió solfeo y teoría musical. Para entonces ya había escrito “Te volví a ver”, “Seductora”, “Sueño de las Flores” y “Ensueño”. A los pocos meses salió de la institución, al tiempo que sus padres y hermana fallecieron.

Su suerte cambió el 5 de mayo de 1887, cuando participó en un festival organizado en el Teatro Nacional para conmemorar la batalla de Puebla, con la asistencia de entonces Presidente Porfirio Díaz y su gabinete. Fue tal la sensación que causó la interpretación de Juventino que pronto contó con protectores que le abrieron el acceso a mejores posibilidades en su carrera musical.

A pesar de su corta edad, era conocido por sus largos períodos de borracheras.

En 1888 entró por segunda ocasión a estudiar al Conservatorio, pero debido a su situación económica y problemas de salud, lo abandonó de nuevo.

En 1890 escribió varias canciones donde utilizó como letra algunos versos del poeta mexicano Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895).

También realizó el vals “Carmen” para la señora Carmen Romero Rubio, esposa del presidente Porfirio Díaz, quien agradecida le regaló al joven un piano de cola.

En 1888 compuso la marcha “Cuauhtémoc” y la obra que lo llevaría a la inmortalidad, “Junto al manantial”, que fue rebautizada como “Sobre las olas”, inspirada en un río que cruza lo que es hoy La Magdalena Contreras, en la Ciudad de México. Sin embargo, esta pieza magistral le causó ser tachado de “plagiario”, pues supuestamente, la gente no creía que tal obra pudiera haber sido concebida por un mexicano.

Según su biógrafo, Juan Álvarez Coral, Juventino escribió su obra cumbre apoyado en una mesa de cocina y teniendo como marco sonoro el picoteo de las aves y el derrame de agua de una fábrica cercana.

Se trasladó a Cuba como integrante de una agrupación musical que recorrió el oriente de la Isla y viajó en el vapor Josefita a Surgidero de Batabanó, donde ingresó en una clínica debido a una mielitis aguda (inflamación de la médula espinal o trastorno medular degenerativo), que le ocasionó la muerte el 9 de julio de 1894, a la edad de 26 años.

La historia de su vida fue llevada al cine en 1950, con la película Sobre las olas de Ismael Rodríguez, protagonizada por Pedro Infante.