“Trump, quien felicitó a López Obrador por su victoria incluso antes de que se divulgaran los resultados oficiales, supuestamente ve muchos paralelismos entre él y el populista antiestablishment. Si el informe sobre el apodo ‘Juan Trump’ es verdadero, sugeriría que Trump ve a López Obrador como una versión mexicana de sí mismo”, dice Washington Post.

Ciudad de México, 9 de julio (SinEmbargo).– El periódico Washington Post confirmó que al Presidente de Estados Unidos le gusta llamar a Andrés Manuel López Obrador “Juan Trump”. Así lo dice en un texto publicado hoy.

“El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha recibido muchos apodos durante su ascenso al poder: AMLO, ‘el estadounidense’ y ‘Peje’, que es una especie de pez luchador, de agua dulce, común en su estado natal de Tabasco. Sin embargo, en la Casa Blanca, el izquierdista de 64 años ha tomado un nombre diferente: ‘Juan Trump’”, dice el influyente diario.

Washington Post cita a Mark Feierstein, ex asistente especial del ex Presidente Barack Obama y ex director senior de asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional. Feierstein escribió en Americas Quarterly la semana pasada que Trump “ve un poco de su ser renegado en AMLO, llamando en privado al político mexicano “Juan Trump”.

“Feierstein atribuyó los supuestos comentarios de Trump a ‘un alto funcionario del gobierno’. La Casa Blanca y el Departamento de Estado declinaron hacer comentarios”.

“Según Feierstein, se dice que Trump usó el término ‘Juan Trump’ más de una vez en los meses previos a la elección de López Obrador el 1 de julio, según los informes, usando el sobrenombre para preguntarle a los asistentes cómo iba el candidato izquierdista en la carrera”, dice el diario.

“Trump, quien felicitó a López Obrador por su victoria incluso antes de que se divulgaran los resultados oficiales, supuestamente ve muchos paralelismos entre él y el populista antiestablishment. Si el informe sobre el apodo ‘Juan Trump’ es verdadero, sugeriría que Trump ve a López Obrador como una versión mexicana de sí mismo”.

Feierstein también dijo que “las personas cercanas a López Obrador conocían este apodo antes de que el artículo fuera publicado en el Americas Quarterly, aunque esto fue discutido por Roberto Velasco, portavoz del [próximo] Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard”.

“La única forma en que nos hemos enterado sobre esto es a través de la prensa. No tenemos otras fuentes de información con respecto a este comentario. Y lo hemos tomado con un grano de sal”, dijo Velasco en una entrevista telefónica con Washington Post.

Velasco agregó que a partir de ahora, el [próximo] Secretario de Relaciones Exteriores no tiene ningún comentario oficial y la administración entrante de López Obrador “difiere las discusiones sobre todos los asuntos bilaterales serios hasta que se celebre una reunión con el Secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo”.

El pasado 5 de julio, López Obrador adelantó que invitaría a Trump para a su toma de protesta el 1 de diciembre, pues destacó que la relación con el país vecino es muy importante.

No está claro si la agenda de Trump le permitirá viajar a México, dado que la investidura de López Obrador coincidirá con la cumbre del G20, prevista para el 30 de noviembre y 1 de diciembre en Argentina y a la que se espera que asista el Presidente estadounidense.