El índice de precios subyacente avanzó el 0.30 por ciento mensual y dejó la tasa anual en el 3.85, señaló el Inegi en un comunicado. Con este dato, al inflación volvió al rango del 3+/- por ciento establecido por el Banco de México.

Los analistas pronostican que a lo largo del 2019 la inflación bajará paulatinamente, pero no será hasta mediados del 2020 que se logrará el objetivo del banco central del 3 por ciento.

México, 9 de julio (EFE).- El índice de precios al consumidor (IPC) en México aumentó un 0.06 por ciento en junio frente al mes anterior, por lo que la inflación acumulada en los últimos 12 meses quedó en 3.95 por ciento, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En igual mes del año anterior, los datos correspondientes reflejaron un aumento del 0.39 por ciento mensual y del 4.65 a tasa anual.

Fuente: Inegi.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general debido a que elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, avanzó el 0.30 por ciento mensual y dejó la tasa anual en el 3.85, señaló la institución en un comunicado.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.23 por ciento y los servicios un 0.38, mes contra mes, alcanzando una tasa anual del 3.92 y del 3.75, respectivamente.

Al interior del índice de precios no subyacentes, los agropecuarios cayeron un 0.68 por ciento respecto al mes de mayo y los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno cayeron un 1.04 por ciento.

De este modo, la partida de no subyacentes decreció un 0.68 por ciento mes contra mes y aumentó un 4.19 interanual.

Fuente: Inegi.

El índice de precios de la canasta básica, que incluye un centenar de productos de amplio consumo popular, marcó una reducción mensual de 0.32 por ciento, para quedar en un acumulado anual de 3.36 por ciento.

El Inegi también anunció que en junio el índice de precios al productor, excluyendo el petróleo, aumentó 0.41 puntos respecto de mayo, por lo que alcanzó una variación anual de 2.48 por ciento.

Fuente: Inegi.

La inflación en México registró un descenso al cerrar 2018 hasta el 4.83 por ciento, dato menor al 6.77 de finales del 2017.

En 2017, los precios al consumidor marcaron la mayor subida en dos décadas debido al alza y liberalización en los precios de las gasolinas.

El país registró una inflación 3.36 el 2016 y del 2.13 en 2015, la más baja de los últimos años.

Los analistas pronostican que a lo largo del 2019 la inflación bajará paulatinamente, pero no será hasta mediados del 2020 que se logrará el objetivo del banco central del 3 por ciento.

Fuente: Inegi.