Lenise Martin III, de 36 años, fue arrestado por la Oficina del Sheriff de la Assumption Parish, una comunidad de 25 mil habitantes en la desembocadura del río Mississippi, según la agencia de noticias The Associated Press.

Estados Unidos, 9 de julio (Telemundo).- Un hombre ha sido arrestado este sábado acusado de lamer un envase de helado y luego devolverlo a su lugar en un supermercado de Luisiana, Estados Unidos. Se trata del segundo incidente similar en apenas una semana, lo que ha llevado a las autoridades locales a lanzar una seria advertencia a posibles imitadores.

Lenise Martin III, de 36 años, fue arrestado por la Oficina del Sheriff de la Assumption Parish, una comunidad de 25 mil habitantes en la desembocadura del río Mississippi, según la agencia de noticias The Associated Press.

El hombre publicó un video en la red social Facebook en la que aparecía abriendo un envase de helado de la marca Blue Bell, lamiendo el producto, tocándolo con un dedo, y luego devolviéndolo al estante.

El establecimiento comercial alertó a la policía, que se presentó en el lugar para arrestar a Martin. Sin embargo, éste les mostró el recibo probando que había comprado el envase de helado. Aún así, los agentes decidieron detenerlo y presentar cargos en su contra.

La semana pasada fue arrestada una joven de 17 años por un incidente similar en Lufkin, una pequeña ciudad a medio camino entre Dallas y Houston (Texas).

La mujer, que publicó el video en redes sociales con notable difusión, está acusada de un delito penado con hasta 20 años de cárcel y 10 mil dólares de sanción por lamer y luego devolver al estante un producto de la misma marca, que este caso no adquirió.

“Desaconsejamos a todo el mundo de copiar este acto atroz”, ha asegurado un portavoz de la Oficina del Sheriff de la Assumption Parish, “es ilegal, pone en riesgo la salud de los demás, y perseguiremos a cualquiera que veamos hacerlo” con “todo el peso de la ley”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TELEMUNDO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.