El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) consideró que ante estos movimientos políticos, se requiere de “políticas basadas en diagnósticos sólidos que consideren sus efectos”, lo que permitirá diseñar la reforma hacendaria que posibilite igualar oportunidades para la movilidad social”.

Los industriales se opusieron a un “retorno al pasado” y apoyaron la idea de un México competitivo e innovador por lo que solicitaron al Gobierno federal generar las condiciones para ello.

Ciudad de México, 9 de julio (SinEmbargo).- La Coparmex, Concamin, Canacintra, el CCE y hasta el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, se pronunciaron respecto a la renuncia del ex Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías y el nombramiento de Arturo Herrera en su lugar.

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) consideró que ante estos movimientos políticos, se requiere de “políticas basadas en diagnósticos sólidos que consideren sus efectos”, lo que permitirá diseñar la reforma hacendaria que posibilite igualar oportunidades para la movilidad social”.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, expuso que el gremio recibió con preocupación la denuncia de Urzúa sobre las “discrepancias que han existido dentro del Gobierno Federal para la toma de decisiones en materia macroeconómica”.

Además destacó en un video que es preocupante la adopción de “medidas sin método ni sustento” y se dijo alertado por la “revelación sobre una visión extremista en la gestión pública y la incapacidad para gestionar decisiones informadas y responsables basadas en evidencia”.

Exigió que se investiguen los posibles conflictos de interés, así como la imposición de funcionarios y que se “identifique e investigue cualquier acto de corrupción de la actual administración”, destacó.

El titular de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Enoch Castellanos, expuso que los empresarios del país se manifestaron profundamente preocupados por la salida de Urzúa Macías de la dependencia, debido a que “para crecer, México requiere una economía fuerte, finanzas sanas y políticas públicas con sustento”.

Esperaron que el recién nombrado, Arturo Herrera, se conduzca con autonomía y priorice el bien del país “sin tomar en cuenta rentabilidad políticas ni consideraciones ideológicas”.

“Lo que está en juego no es el reemplazo de un funcionario, sino el futuro de nuestro país. Durante décadas, las malas decisiones en materia económica nos llevaron a declaraciones y crisis constantes”

Los industriales se opusieron a un “retorno al pasado” y apoyaron la idea de un México competitivo e innovador por lo que solicitaron al Gobierno federal generar las condiciones para ello.

El Consejo Coordinador Empresarial llamó a mantener la estabilidad macroeconómica.

Consideró que las decisiones de política pública “deben tomarse siempre con rigor técnico” en referencia al comunicado de Urzúa, por lo que llamaron a atender los retos mencionados y a hacerlo en unidad.

“Reconocemos y agradecemos el trabajo del Dr. Urzúa, y saludamos la designación de Arturo Herrera”, con quien dijeron colaborarán para lograr los objetivos de crecimiento nacionales.

En torno a la renuncia y el nombramiento, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, dijo que se enteraron del anuncio a la salida de Palacio Nacional por medio de las redes sociales.

Dijo que Arturo Herrera “es un buen amigo, es alguien que sabe mucho, que conoce muy bien los temas [económicos]”.

En entrevista con medios, afirmó que le dan un voto de confianza a Herrera.

Por su parte Gerardo Esquivel, del Banxico, lamentó la renuncia de Carlos Urzúa y dijo que “además de una gran persona, es un economista extraordinario y comprometido con las mejores causas del país. De Carlos aprendí muchísimo dentro y fuera del salón de clases. Le deseo lo mejor”, escribió en su cuenta de Twitter.

También aprovecho para felicitar a Arturo Herrera por su nombramiento, del que dijo que es un “excelente economista y un gran servidor público que ya ha dado muestras claras de su enorme capacidad y talento” y afirmó que la Secretaría de Hacienda queda “en muy buenas manos”.