La policia de Petacalco Guerrero levantó a siete hombres, su familia bloqueó durante siete horas la carretera y relatan que decidieron ir tras la patrulla pero los uniformados lanzaron tiros al aire para evitar que los continuaran siguiendo.

Ciudad de México, 9 de agosto, (El Sur).– Familiares de tres jóvenes de Petacalco y de cuatro policías Frente Único por la Paz de los Pueblos del Estado de Guerrero (FUPPEG) bloquearon ayer durante más de siete horas la carretera federal Lázaro Cárdenas-Zihuatanejo para exigir su liberación después de que fueron levantados por policías estatales.

En una llamada a la redacción y en dos videos enviados a El Sur, vecinos de Petacalco denunciaron que este jueves a las 3:30 de la tarde policías estatales interceptaron una camioneta Tacoma que circulaba por la avenida Lázaro Cárdenas y detuvieron a tres personas entre ellos un menor de edad, sin que presentaran orden de aprehensión.

Familiares de estos primeros hombres siguieron las camionetas oficiales para impedir que se los llevaran, pero cuando llegaron al retén instalado por el FUPPEG a la salida de Petacalco, rumbo a Zihuatanejo los efectivos levantaron a cuatro policías que estaban de guardia.

En la llamada se relató que los agentes habían disparado a los familiares para impedir que los siguieran, y en un video que hicieron llegar a El Sur se puede ver que policías estatales intentaron huir sin coordinación, e inclusive dos camionetas se quedaron atascadas y ese es el momento cuando dispararon al aire para disuadir la acción de mujeres que intentaban detener las camionetas.

En el video aparecen tres camionetas de la Marina, se puede ver que los efectivos no accionaron sus armas y se retiraron por la carretera, y cuatro camionetas más de la Policía Estatal.

Los denunciantes acusaron al coordinador de la Policía Estatal de la región de Costa Grande, Pedro Castro, de quien dicen que está a disposición de la UPOEG y con el objetivo de disuadir al grupo de la FUPPEG.
“Para mí no es una detención, se levantó a las personas, porque los muchachos, algunos menores, fueron sometidos y los subieron a las camionetas”, se relató en la llamada.

Explicó que una de las excusas era que el vehículo en el que viajaban era robado, sin embargo señalan que nunca revisaron la camioneta, además sus familiares aseguran que tienen los documentos en regla y no hay motivo para la detención de los hombres y el menor.

“Venían subiendo a la carretera, la Policía del Estado los interceptó y los subió al vehículo y salió a alta velocidad, los familiares de los muchachos los siguieron y fueron agredidos, los policías estatales les dispararon”, señaló el denunciante en la llamada.

Durante la tarde y parte de la noche se buscó vía telefónica al vocero en materia de seguridad del gobierno del estado, Roberto Álvarez Heredia, pero no respondió ninguna llamada para informar sobre los hechos.

A las 9:30 de la noche se supo que el alcalde perredista de Petacalco, Cresencio Reyes Torres, se encontraba en una reunión con las madres de los presuntos levantados.
En declaraciones a El Sur, el Alcalde Reyes Torres informó que la policía estatal entró a Petacalco llevándose a siete personas.

“Lo que lamentamos es que no hay presencia de gobierno, después de los hechos fuertes no hay presencia de la Policía Estatal, ni de la Guardia Nacional, ni Ejército ni Marina”, agregó.

Lanzó un llamado al gobierno del estado para que ojalá pudiera de manera permanente poner un “grupo de seguridad” y de la propia Guardia Nacional, porque en el municipio se vive “situaciones lamentables” porque hay dos grupos de policías “comunitarios” a escasos 200 metros uno de otro.

“En cualquier momento se podría dar un enfrentamiento y tendríamos mucho qué lamentar”, señaló.

Dijo que obtuvo información de que los siete detenidos fueron trasladados a Acapulco sin que se le dieran detalles sobre el motivo de la detención o de qué se les acusa.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.