Muchos tenemos miedo, no queremos exponernos, y tratamos de extremar precauciones, sin embargo, muchas de estas son de un solo uso o desechables.Foto: Brian Yurasits, Unsplash

La situación de la pandemia es alarmante, avanza la cantidad de personas contagiadas de COVID-19 así como de fallecimientos en el mundo y en México, realmente como humanidad en la historia reciente no habíamos presenciado nada parecido.

Muchos tenemos miedo, no queremos exponernos, y tratamos de extremar precauciones cuando es necesario salir a la calle, estamos usando cubre bocas, caretas, guantes, toallas desinfectantes, muchos de estos de un solo uso o desechables.

Recientemente salí de viaje y tuve que comer en un restaurante en el aeropuerto, fue tranquilizante ver tantas medidas sanitarias pero al llegar mis cubiertos aunque eran los cubiertos tradicionales de metal, estaba cada uno cuidadosamente guardado en una bolsa de plástico y fue muy desalentador darme cuenta que muchas de estas medidas han incrementado de una manera descomunal los desechables.

Estamos usando cubre bocas, caretas, guantes, toallas desinfectantes, muchos de estos de un solo uso o desechables. Foto: Robin Benzrihem, Unsplash

A inicios de año se ganaron varias batallas con el plástico en mi ciudad, se prohibieron las bolsas desechables en supermercados y otros establecimientos, se prohibió el uso de popotes, y si bien estas medidas no solucionan la gran contaminación del planeta y calentamiento global, eran como el comienzo hacia el camino de dejar de utilizar cosas de un solo uso.

Antes de la COVID-19 me parecía que la sociedad estaba más consciente de que era necesario acabar con la práctica del uso de desechables, veías a la gente cargando sus bolsas reusables, muchos hasta por convicción no aceptaban popotes antes de que fueran prohibidos, desgraciadamente el miedo al contagio y la propagación del virus nos han hecho dejar al medioambiente en un segundo plano, la contaminación en estos momentos no nos parece un problema grave, lo que queremos es sobrevivir a esto al costo que sea necesario.

Estos meses de pandemia han venido a dar al traste a la disminución del uso de plásticos y desechables, ¡hasta me ha tocado ver tapabocas y guantes tirados en la calle! Desgraciadamente los humanos no cambiamos, no se nos olvide que este virus nació por la falta de respeto hacia la naturaleza y los seres vivos, tal parece que solo nos interesa sobrevivir en el corto plazo y no somos conscientes del daño que hacemos al planeta ni que nosotros mismos estamos acortando nuestra duración en la tierra por el abuso que cometemos hacia ella.

Estos meses de pandemia han venido a dar al traste a la disminución del uso de plásticos y desechables. Foto: Dibujo tapabocas por Adam Nieścioruk, Unsplash