Padrés expulsa a tres delegados federales de Sonora, “nos han dejado solos”, dice; pide a EPN que ayude a la entidad

09/09/2014 - 7:24 pm
 Guillermo Padrés Elías, primer mandatario del Partido Acción Nacional (PAN) en gobernar Sonora. Foto: Cuartoscuro
Guillermo Padrés Elías, primer mandatario del Partido Acción Nacional (PAN) en gobernar Sonora, decidió expulsar a delegados federales relacionados con el derrame de tóxicos. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 9 de septiembre (SinEmbargo).– El Gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elías, expulsó hoy a los delegados federales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del Comité Estatal de Protección Civil que investiga el derrame de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora.

El hecho es inédito. No se tiene referencia de que un Jefe del Ejecutivo estatal haya expulsado a los representantes del gobierno federal de una entidad de orden local.  El mandatario estatal los acusó de atacarlo políticamente por este caso, que es considerado el peor desastre de la industria minera en México, e incluso de retardar las investigaciones, a 34 días de que la mina propiedad del Grupo México arrojará más de 40 millones de litros de tóxicos al medio ambiente.

En un desplegado de este 10 septiembre en la prensa nacional, Padrés se dirige al Presidente Enrique Peña Nieto: “Recurro a usted para hacerle un respetuoso pero a la vez enérgico llamado a que AYUDE al pueblo de Sonora, que está sufriendo uno de los peores desastres ecológicos y ahora también económicos en la historia de México”. (sic)

“Recurro directamente a Usted, Señor Presidente, debido a que los funcionarios federales encargados de PREVENIR y ahora CORREGIR esta fuga tóxica que tuvo Grupo México, fallaron y le siguen fallando a los más de 23 mil sonorenses que habitan en las márgenes del Río Sonora, cuya desesperación crece día con día”, señala el documento.

Donde reiteró además la salida de los funcionarios federales y la acusación en su contra por no prevenir el desastre ecológico. “Estas instancias de su gobierno, específicamente los delegados, nos han dejado prácticamente solos a los sonorenses, cuando deberían de estar en primera línea enfrentando las consecuencias de sus omisiones”.

“Los sonorenses, señor Presidente, hablamos de frente y nos gusta llamar a las cosas como son: por eso ninguna campaña de desprestigio actual o futura contra mi persona o mi familia me desviarán de seguir señalando a los culpables del peor desastre ecológico de México”, escribió el mandatario en referencia a las recientes acusaciones sobre su rancho el cual presuntamente cuenta con una presa ilegal.

Finalmente señaló como el responsable directo de la tragedia a Grupo México; al titular de la Profepa en la entidad por sus omisiones y negligencia, y a los delegados de Conagua, Semarnat y Profepa, por su irresponsabilidad.

Ayer el mandatario dijo que los representantes del gobierno federal sabían desde antes del 6 de agosto de las irregularidades en el manejo de contaminantes en la mina Buenavista del Cobre, del Grupo México, y por “omisión o encubrimiento” no actuaron para evitar el desastre ecológico en el río Sonora.

Desde ahora, dijo, los delegados de esas dependencias, “ya no serán aceptados en las reuniones del Comité de Atención a Emergencias”, que cada semana analiza la emergencia en el río Sonora.

En conferencia de prensa, el panista Padrés Elías exigió, además, la renuncia del titular federal de la Profepa, Guillermo Haro Belchez, por lo que consideró “un serio problema de negligencia”.

Los funcionarios federales expulsados del Comité Estatal de Protección Civil en Sonora son César Lagarda Lagarda, de la Conagua; Jorge Carlos Flores Monge, de la Profepa, y Jorge Andrés Suilo Orozco de la Semarnat.

El Gobernador dijo que estos personajes “no son bienvenidos en Sonora” y solicitó al Presidente Enrique Peña Nieto y al titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, los retire de sus cargos, ya que, afirmó, “no son interlocutores válidos con su administración”.

ADVERTENCIA CUMPLIDA

Antes, Padrés dijo que solicitaría sanción y despido de los delegados federales que “no atendieron a tiempo el derrame de tóxicos en los ríos sonorenses”.

“Exigimos pues que se le cumpla, repare el daño que se le ha hecho a los más de 23 mil habitantes de la cuenca del Río Sonora que están pasando por momentos muy difíciles”, dijo en conferencia de prensa citada por diarios locales.

“En segundo término, después de mencionar mi enérgico llamado de que se traiga a cuentas a los delegados que omitieron hacer su trabajo, también solicitar como lo haremos en el transcurso del día por escrito a la federación, que se nos habilite los recursos necesarios para poderle hacer frente a este problema en tanto Grupo México responde puntualmente por el daño que ha hecho”, agregó Padrés.

Durante la tarde de este martes, el Gobernador Guillermo Padrés reiteró su señalamiento contra los delegados federales.

“Como Gobernador de Sonora, no considero válidos a representantes de PROFEPA, CONAGUA y SEMARNAT, por su negligencia ante desastre minero”, escribió en Twitter.

Ayer, el mandatario sonorense, ante los cuestionamientos que delegados federales le hicieron a raíz de la información difundida de su rancho, evadió el tema y en su lugar culpó a la Federación de dejar sola a su administración ante la tragedia ambiental por el derrame de tóxicos en los ríos Sonora y Bacanuchi.

Denunció: “No vemos la presencia del Gobierno federal ahí ayudando para minimizar el problema de los daños de los productores”.

“Cada día escala más el daño que está haciendo, y no vemos esa respuesta que llegue el gobierno federal a ayudarnos, la verdad es que sí veo esto muy grave y no vemos las medidas conducentes para poder decir qué están haciendo para que no vuelva a suceder esto en nuestro país”, agregó Padrés.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas