El vaso de contención de residuos de mineral se encuentra aguas arribas de la comunidad, lo que genera riesgos en caso de avenidas extraordinarias por lluvias.

Por estos hechos, ya se presentó una denuncia el 29 de septiembre del 2016, pero la retiró el delegado municipal, bajo el argumento de que se buscaría conciliar con directivos de la empresa canadiense, lo que habría sido un engaño pues se continuaron tirando desechos de la actividad minera.

Guanajuato/Ciudad de México 9 de septiembre (ZonaFranca/SinEmbargo).- La minera canadiense Endeavour Silver, está provocando daños al medio ambiente y a la comunidad de El Cubo, al reactivar una presa de desechos que estaba en desuso.

Esto a pesar de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya había determinado con antelación que se suspendiera su actividad. Se trata de un recinto de confinamiento de desechos denominados jales, que estaba cerrada desde hace 12 años.

El vaso de jales está ubicado en una cañada encima de la comunidad en mención y se teme que se llegue a desbordar.

Actualmente no se están depositando lodos en este lugar, pero los habitantes aseguraron que el túnel para desaguar puede colapsarse, pues fue construido para soportar determinada presión, lo que no se respetó al reactivar la presa.

La actividad de la minera Endeavour Silver es muy importante, lo que se refleja en la planta de beneficio de El Tajo, planta que se ubica en otra cañada que está ubicada muy cerca del pueblo, desde donde se trasladan los desperdicios del proceso de separación del mineral, a través de tuberías a las presas.

Para ello al dejar de depositar lodos en el estancamiento que está sobre el pueblo, se tuvo que abrir una nueva presa en una cañada contigua, que no pasa por el pueblo, por lo que el problema sería menor.

Sin embargo, igual habría daños, pues cuando hay vientos fuertes, el polvo del “jal” invade el pueblo.

Por estos hechos, ya se presentó una denuncia el 29 de septiembre del 2016, pero la retiró el delegado municipal, bajo el argumento de que se buscaría conciliar con directivos de la empresa canadiense, lo que habría sido un engaño pues se continuaron tirando desechos de la actividad minera.

La denuncia se interpuso a través de la asociación civil “Renacimiento del Mineral del Cubo Pueblo Mágico”, quien en febrero de este año ya presentó otra queja ante la Profepa.

AUTORIDADES OMISAS

Por todo lo ocurrido, la asociación Renacimiento del Mineral de El Cubo, presentó un escrito ante el vicepresidente de operaciones de la minera canadiense, pues no se ha cumplido con los trabajos para apoyar al poblado y mitigar los daños ambientales, por lo que se retiró de su cargo a la ingeniera Rosa María Morales Mercado, quien era la encargada de relaciones comunitarias de la minera.

Silva Velázquez, enfatizó que el que actualmente no se están depositando materiales peligrosos no es suficiente, pues además la Profepa no ha informado oficialmente cual fue su determinación en relación a la denuncia, sin especificar si la minera decidió reactivar el depósito de lodos con base en un permiso y si fue así cuál es su vigencia.

Miguel Ramírez, habitante de la comunidad de El Cubo, quien mostró la presa de lodos que ha provocado el malestar de los vecinos del mineral, señaló que además la gente está enojada, porque la empresa canadiense causa más daños que beneficios a la comunidad; es muy poca la gente del pueblo que trabaja ahí, afirmó.

“Dañan los caminos, arrojan tepetate al río, dañan los veneros, el polvo que se levanta cuando hay vientos causa problema de salud, lo más grave es lo de la presa de jales, si llega a colapsarse el túnel de desagua el problema sería muy grave, por eso se tiene que actuar”, señala Ramírez, quien durante muchos años trabajó en la mina de El Cubo.

Lo que es notorio es la intensa actividad que hay en la zona de la minera Endeavour Silver, incluso se están realizando exploraciones con taladros de diamante.

Además, es frecuente el paso de camiones de volteo por los caminos, de camionetas con el logotipo de Endeavour Silver, de camiones trasladando obreros.

Todo indica que la mina sigue siendo rica, riqueza que no se refleja en el viejo pueblo minero, la que terminará por agotarse, quedando la pobreza, los problemas, como es la presa de jales.

CRECEN PRESAS DE EN CATA Y LA LUZ

Cabe señalar que producto de la intensa actividad minera en el municipio de Guanajuato, la presa de jales propiedad de la minera Great Panther Silver, que está en la zona de Cata, prácticamente en la zona urbana, ha alcanzado cuando menos cuarenta mil metros cuadrados, y se pretende que se otorgue un permiso para seguir depositando material en ese lugar.

En la zona de la comunidad de La Luz, hay otra presa de jales que ha estado creciendo, esta propiedad de la minera Endeavour Silver, por la explotación que se hace de la mina Bolañitos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONAFRANCA. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.