“Los ensayos en la India continúan y no hemos encontrado ningún tipo de problema”, declaró Serum en un breve comunicado.

Nueva Delhi, 9 de septiembre (EFE).- El Instituto Serum de la India, el mayor fabricante mundial de vacunas, anunció este miércoles que continuará con las pruebas de la vacuna contra la COVID-19 de la sustancia AstraZeneca, a pesar de que la farmacéutica ha decidido interrumpir los ensayos.

“Los ensayos en la India continúan y no hemos encontrado ningún tipo de problema”, declaró Serum en un breve comunicado.

“No podemos comentar los informes de que AstraZeneca ha interrumpido los ensayos en el Reino Unido, a parte de que han sido pausados para ser revisados y comenzarán pronto”, añadió el fabricante de vacunas.

La farmacéutica decidió ayer interrumpir los ensayos clínicos porque uno de los participantes sufre “una enfermedad potencialmente inexplicable”.

Se trata de una de las vacunas más avanzadas del mundo para combatir la COVID-19, desarrollada por AstraZeneca, con sede en Cambridge (Reino Unido), junto a la Universidad de Oxford.

La farmacéutica había iniciado la fase 3 de su ensayo en Estados Unidos a finales de agosto, mientras que en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica el estudio de la vacuna estaba entre las fases 2 y 3.

El Instituto Serum de la India comenzó a realizar pruebas en humanos de la vacuna a principios de agosto.

El fabricante de vacunas indio acordó, con la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI) y la Fundación Bill & Melinda Gates, la fabricación el próximo año de 100 millones de dosis de la futura vacuna contra la COVID-19 en 92 países en desarrollo.

AstraZeneca tenía previsto tener su vacuna disponible para el primer semestre de 2021 y estaba considerada como una de las más avanzadas del mundo por la Organización Mundial de la Salud.

La compañía no ha facilitado información sobre el estado de salud del voluntario que ha enfermado, pero los medios destacaron este miércoles que se espera su recuperación.

Tras la alarma generada, el Ministro británico de Salud afirmó este miércoles que la interrupción de los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 que desarrolla la Universidad de Oxford no supone un revés y no es la primera vez que esto pasa.