Se trata de una situación “desconocida”, debido a que las autoridades de la zona “nunca” se han enfrentado “de manera simultánea” a tantos fuegos con ese grado de emergencia, declaró el comisionario de esa institución, Shane Fitzsimmons.

Australia, 9 de noviembre (RT).– Dos personas murieron y siete están desaparecidas como consecuencia de los incendios forestales que azotan Nueva Gales del Sur (Australia), según ha informado este 9 de noviembre el Servicio de Incendios Rurales local a través de su cuenta en Twitter.

Al menos 100 casas se han quemado por culpa de 81 incendios, de los cuales 43 aún no están controlados.

Se trata de una situación “desconocida”, debido a que las autoridades de la zona “nunca” se han enfrentado “de manera simultánea” a tantos fuegos con ese grado de emergencia, declaró el comisionario de esa institución, Shane Fitzsimmons, e informa la prensa local.

Las imágenes que circulan en las redes sociales muestran la magnitud de la destrucción que ha provocado este desastre.

Esta situación extrema, que ocurre al inicio de la temporada de incendios en Australia, se concentra en el estado oriental de Nueva Gales del Sur, en donde arden unos 77 incendios forestales, de los cuales 42 están fuera de control y 9 se han colocado en el nivel de “alerta de emergencia“.

El Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur (NSW, siglas en inglés) informó en su cuenta Twitter que halló los restos de una persona dentro de su vehículo en el incendio de Kangawalla, cerca de la localidad de Glenn Innes, a unos 570 kilómetros al norte de Sídney, y además dos personas están desaparecidas.

El comisionado del Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur, Shane Fitzsimmons, dijo a la prensa que al menos cien viviendas han sido destruidas, pero que este número puede aumentar “porque hay muchas áreas fuertemente impactadas por los incendios a los que no hemos podido enviar a nuestro personal para hacer la evaluación preliminar”.

El incendio de Kangawalla como otros cinco de alta peligrosidad se concentran a unos 150 kilómetros a la redonda de la turística ciudad costera de Port Macquarie, en donde ayer el cielo se tiñó de un color naranja encendido por los incendios, según las imágenes difundidas en las redes sociales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.