El filme ya acumula más de 370 millones de dólares a las peticiones del mercado chino, pero se ve lejos de alcanzar los 420 millones conseguidos por su película con mayor recaudación.

Madrid, 9 de noviembre (EuropaPress).- La novena película de Quentin Tarantino, Once Upon a Time… in Hollywood, terminaba con un satisfactorio desenlace para sus protagonistas, Rick Dalton y Cliff Booth. Sin embargo, muchos fans se preguntaban qué ocurría con el personaje interpretado por Leonardo DiCaprio, un actor de poca monta que termina consiguiendo un inesperado éxito tras su idilio europeo.

Algo a lo que respondió Tarantino en The Margaret Cho Podcast, en el que el director explicó qué podría haber pasado con el personaje tras conocer, al fin, a Sharon Tate.

“Lo que podría haber pasado fácilmente, incluso con más éxito del que podríamos darle en la época, es que, como los actores machos de la televisión de los 50 y los 60, volviera a la pequeña pantalla como jefe de un joven policía al que enviaría a distintas misiones”, señaló.

Tarantino hace alusión a un hecho habitual en la época en la que está ambientada su última película, por lo que tendría mucha lógica que Rick Dalton siguiera el paso de otros tantos actores en series de televisión que triunfaron durante los años 50 y 60.

La historia está inspirada en “La Familia”, secta criminal liderada por Manson.

Lo que el director no llegó a concretar fue el destino de Cliff Booth, el inseparable doble de acción al que interpreta Brad Pitt que, tras el desenlace de Once Upon a Time… in Hollywood, parece separarse definitivamente de su amigo Rick.

La última película de Quentin Tarantino acumula ya más de 370 millones de dólares en taquilla, aún lejos de los 420 millones conseguidos por Django Unchained, su película con mayor recaudación. Una cifra que, después de que el director se negara a realizar un montaje específico para el mercado chino, probablemente sea incapaz de alcanzar.