Cinco policías estatales fallecieron y dos resultaron heridos tras una emboscada ocurrida el viernes por la noche en las inmediaciones del municipio de San Vicente Coatlán, en la región central del estado de Oaxaca. 

Ciudad de México, 9 de noviembre (EFE/SinEmbargo).– Autoridades de Oaxaca homenajearon a los cinco policías que fueron asesinados durante una emboscada en San Vicente Coatlán.

Compañeros, amigos y familiares de los uniformados se reunieron en el municipio de San Bartolo Coyotepec para dar el último adiós a los agentes, quienes se encontraban patrullando cuando fueron agredidos.

Los agentes fueron homenajeados y despedidos entre flores, lamentos, trompetas y una guardia de honor.

La Guardia Nacional informó que se encontraba apoyando a las autoridades de Oaxaca para localizar a los responsables del ataque a los uniformados.

“Los tres niveles de Gobierno se encuentran coordinados para llevar a los responsables ante la justicia”, señaló la institución.

Un video muestra el momento en que una mujer, madre de uno de los caídos, arribó hasta el lugar y lloró amargamente por el crimen. “¿Quién me va a cuidar?”, cuestionó.

Autoridades de Oaxaca homenajearon a los cinco policías que fueron asesinados durante una emboscada en San Vicente Coatlán. Imagen especial.

Cinco policías estatales fallecieron y dos resultaron heridos tras una emboscada ocurrida el viernes por la noche en las inmediaciones del municipio de San Vicente Coatlán, en la región central del estado de Oaxaca, sur de México, informaron este sábado las autoridades.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, los hechos ocurrieron aproximadamente a las 18:00 horas locales del viernes cuando los oficiales hacían recorridos de seguridad y vigilancia a la altura del paraje denominado “La Cementera”.

De acuerdo con los informes, desde esa localidad se reportó un ataque con disparos de arma de fuego a policías estatales y tras el arribo de los agentes estatales se reportó de manera preliminar el fallecimiento de cinco policías estatales y dos lesionados por arma de fuego.

Según informes, en la llamada uno de los policías dijo que estaban siendo atacados presuntamente por habitantes de San Vicente Coatlán.

Tras el ataque, el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez indicó que la institución llevará a cabo una investigación, dentro de la cual se recopilará información que aporte datos precisos para la identificación y ubicación del o los agresores.

Además, el Fiscal informó que se llevará a cabo una investigación diligente y profesional y se procederá con todo el peso de la ley contra los responsables del ataque cometido contra agentes de la policía estatal.

Durante la madrugada de este sábado, los cuerpos fueron trasladados al panteón municipal del municipio de Miahuatlán de Porfirio Diaz, a unos 65 kilómetros del lugar de la emboscada.

En el lugar, bajo custodia de la Guardia Nacional y Policías Estatales, se les practicó a los cuerpos las diligencias de ley para iniciar las investigaciones del homicidio.

–Con información de EFE.