La propuesta del PRI para reducir plurinominales es electorera, dicen especialistas. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Las comisiones especiales y grupos de trabajo están en riesgo de quedar en el olvido por las vacaciones de fin de año que tomarán los legisladores. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).– A pocos días de que concluya 2014, diversas comisiones especiales del Congreso de la Unión corren el peligro de recibir “carpetazo”. Entre los temas que quedarían pendientes están la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero; la masacre en Tlatlaya, en el Estado de México; el desfalco de Oceanografía a Pemex; la falla estructural de la Línea 12 del Metro en el Distrito Federal; la controvertida licitación del tren bala México-Querétaro; la contaminación con químicos del Río Sonora y la construcción del nuevo aeropuerto de la capital del país, entre otras.

A partir del 15 de diciembre de forma oficial, pero en la práctica desde el 11 de diciembre, diputados y senadores harán maletas para disfrutar del periodo de receso de seis semanas que les otorga la Ley, hasta que inicie el nuevo periodo ordinario de sesiones el 1 de febrero de 2015.

Por lo que diversos legisladores consideraron que están en riesgo de morir de inanición por quedar en el abandono las diversas comisiones especiales y grupos de trabajo que se crearon poco tiempo después de que ocurrieran actos reprobables de la autoridad que indignaron a la opinión pública,

“Puede haber la tentación de hacer morir de inanición a estas comisiones especiales, por falta de actividad o por falta de voluntad. En la Comisión Especial de Ayotzinapa hay muchos diputados pateando el bote, esperando que la petición ciudadana de que se desvanezcan estos asuntos, pero la verdad es que no se van a desvanecer”, afirmó la Diputada Lilia Aguilar Gil, del Partido del Trabajo (PT) para SinEmbargo.

Aunque fueron presentadas ante la sociedad como respuesta del Poder Legislativo ante legítimas demandas ciudadanas, hoy, el periodo vacacional del diciembre y enero en ambas cámaras del Congreso de la Unión y el inminente inicio del periodo electoral pone en riesgo la vida de estas comisiones investigadoras y de seguimiento.

Tal es el caso de comisiones tan importantes para la ciudadanía como la que coadyuva en la investigación de la masacre de ciudadanos a manos de elementos del ejército en Tlatlaya, Estado de México, o la que colabora en la indagatoria de la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

“Pues desafortunadamente ahorita con el periodo vacacional, el receso de diciembre a enero, dudo mucho que se pueda resolver algo”, explicó en entrevista la Diputada Zuleyma Huidobro, de Movimiento Ciudadano (MC), quien es integrante del grupo de trabajo para dar seguimiento al caso Tlatlaya.

Durante mes y medio se cruzarán las festividades de Navidad, fin de año, la rosca de reyes, entre otras, que distraerán a los legisladores de cualquier actividad, incluso a aquellos que integren la Comisión Permanente durante el periodo de receso en comento.

“Eso naturalmente va a parar el trabajo de las comisiones, a excepción de los que nos vamos a quedar en la Comisión Permanente que es la comisión de guardia, yo no veo que muchos legisladores –sobre todo ahora que empieza el periodo electoral– vayan a quedarse en la Cámara de Diputados, y mucho menos a darle seguimiento a estos temas en los que la mayoría no tiene un interés”, explicó la legisladora Lilia Aguilar.

Por otro lado, la Comisión Especial para Revisar el Proceso de Licitación, Emisión del Fallo y su Cancelación, para la Construcción del Tren México-Querétaro, que preside el Diputado Fernando Alfredo Maldonado Hernández, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), apenas se instalará este martes, y prácticamente no tendrá oportunidad de sostener nuevas reuniones ante la inminente época navideña.

Otras comisiones en el olvido son la que da seguimiento a la problemática generada por el derrame de diversas sustancias contaminantes en el Río Sonora, creada el pasado 17 septiembre 2014, y que es presidida por el priista Willy Ochoa.

En tanto, la Comisión Especial para la atención y seguimiento a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ni siquiera se ha integrado.

COMISIÓN AYOTZINAPA

Foto: Twitter de Dip. Fernando Belaunzarán.

Protesta en San Lázaro por los 43 normalistas desaparecidos. Foto: Twitter de Dip. Fernando Belaunzarán.

¿Qué es lo que dejarán en el tintero los diputados y senadores, por lo menos en lo que se refiere a las comisiones especiales?

En primer lugar está la Comisión Especial de Seguimiento a las Investigaciones relacionadas con los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, a alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, creada el pasado 6 octubre de 2014.

La Comisión es presidida por el Diputado Guillermo Anaya Llamas, del Partido Acción Nacional (PAN), fue concebida para apoyar la investigación realizada por la Procuraduría General de la República (PGR), hasta el momento ha sostenido diversas reuniones con los titulares de la PGR, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Amnistía Internacional (AI), y con el Gobernador de Guerrero con licencia, Ángel Aguirre Rivero, entre otros.

La Comisión formuló un reporte parcial que dejaron ver una serie de inconsistencias en las versiones de los hechos declaradas por la fiscalía estatal, la CNDH y los personajes consultados.

No obstante, una de sus integrantes, la Diputada Lilia Aguilar Gil consideró que gran parte de estos avances fueron resultado de la presión pública y de los legisladores de izquierda que conforman la Comisión y no gracias a la voluntad política de los partidos mayoritarios.

“Además de que ha sido una comisión complicada a la que hemos tenido que ir empujando para que trabaje, para que cite a funcionarios, para que tenga una ruta clara, con el presidente al que respetamos mucho pero que no coincidimos con su forma de tratar este asunto”, indicó.

La legisladora sostuvo que el abandono no esperó al inicio del periodo vacacional, “me parece que inclusive ya está sucediendo”, indicó la integrante de la Comisión Especial que se creó para dar seguimiento al tema de la desaparición de normalistas en Ayotzinapa.

COMISIÓN OCEANOGRAFÍA

El pasado 10 de abril, la Cámara de Diputados aprobó la creación de la Comisión Especial para investigar los supuestos actos de corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex), tras descubrirse un fraude por 585 millones de dólares contra el Banco Nacional de México (Banamex), de City Group. Asimismo se supuso que existía daño patrimonial contra Pemex por una suma desconocida.

En San Lázaro, la comisión de investigación sobre la Contratos Celebrados por Petróleos Mexicanos, sus Empresas Subsidiarias y Filiales de 2006 a la Fecha, es presidida por el perredista Luis Espinosa Cházaro, quien consideró que existe el interés por parte de algunas fuerzas políticas para dar carpetazo a este asunto.

“Parecería que hay quienes sí quieren que quede en el olvido. No vamos a permitirlo, no vamos a quitar el dedo del renglón y aunque el periodo ordinario ya se terminará”, afirmó.

El Diputado perredista y presidente de la Comisión en comento, consideró que el periodo vacacional no debería entorpecer el trabajo legislativo, por lo menos, dijo en entrevista, no lo permitirá en la Comisión Especial para Oceanografía.

“Seguiremos insistiendo que es necesario que en primera instancia asistan a la Cámara el Procurador [General de la República] y el director del SAE, de manera que nos den información que nos permita citar a comparecer a otros funcionarios para aclarar frente a la opinión pública que fue lo que realmente sucedió en el asunto de Ocanografía.

Esta comisión de investigación está conformada por 19 legisladores, de los cuales ocho son del PRI; cuatro del PAN; tres del PRD y uno de cada una de las fuerzas políticas restantes en San Lázaro (PVEM, MC, PT y NA).

Su objeto de trabajo no solo se aboca al tema de Oceanografía, sino a todos los casos en donde la Auditoria Superior la Federación (ASF) haya detectado actos de corrupción en contratos y obras adjudicadas por Pemex.

GRUPO DE TRABAJO SOBRE TLATLAYA

El 30 de septiembre de 2014, la Cámara de Diputados aprobó la creación de un grupo plural de legisladores para dar seguimiento a las investigaciones sobre los hechos ocurridos en Tlatlaya, Estado de México, donde un grupo de militares habría ejecutado a 22 presuntos criminales el pasado 30 de junio.

Sus integrantes se han reunido con el Procurador Jesús Murillo Karam, a quien los legisladores le expresaron sus inquietudes sobre el caso y la forma cómo se ha desarrollado la indagatoria.

“Sí ha habido reuniones importantes con órganos del Gobierno federal, con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con la Procuraduría General de la República, pero no se ha llegado a ningún avance más allá del que todos sabemos”, explicó la Diputada Zuleyma Huidobro.

No obstante la importancia de este hecho, donde la investigación ha revelado diversas irregularidades en que habrían incurrido personal del Ejército contra población civil, presuntos criminales aunque eso no ha quedado demostrado, esta comisión no ha estado exenta de obstáculos para realizar su trabajo.

La Diputada de Movimiento Ciudadano consideró que este grupo de trabajo tendrá la misma suerte que otras comisiones especiales polémicas, que son incómodas en época electoral.

“No sólo en el caso de Tlatlaya, está por ejemplo el tema de Ayotzinapa que el propio Ejecutivo federal llamó a que se superara, no podemos esperar otra cosa que es lo que estén apostando también con el caso Tlatlaya, mientras menos lo recuerde la ciudadanía, pues mejor para las autoridades”, explicó la legisladora por Puebla.