México

Lesley, alumna de la UACM, fue a dejar su bici a casa de la abuela y ya hace 30 días que no aparece

09/12/2018 - 7:00 pm

“Uno puede sobrevivir a cualquier cosa, al final de cuentas la vida no es fácil, pero no encontrar a un hijo es la muerte en vida”, describe Jazmín, madre de Leslye, la angustia por la desaparición de su ser más querido.

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).– “¿Dónde están nuestros hijos?, ¿Quién se los está llevando?, ¿en qué condiciones los tendrán?”, son las preguntas que taladran a diario la cabeza de Jazmín Hernández desde hace un mes, cuando su hija, Lesley Leticia Hernández Moreno desapareció en la Alcaldía de Xochimilco, en la Ciudad de México.

Lesley Leticia Hernández Moreno, alumna de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), desapareció el pasado 10 de noviembre cuando iba en su bicicleta color verde en las inmediaciones de la colonia Barrio 18, en Xochimilco. Ese día por la mañana fue la última vez que su madre la vio, cuando ambas salieron de su casa que está cerca de Paraje Toltenco.

“Yo iba hacer un examen y ella iba a la Alameda [Sur] a verse con unos amigos […] Salimos de la colonia,  ella se va en su bicicleta verde y yo tomé un bici taxi para ir hacer el examen, nos separamos; de ahí, ella se fue en su bicicleta y ya no supe más”, narra Jazmín Hernández en entrevista con SinEmbargo.

Lesley se dirigiría a la colonia Cebada, donde vive su abuela. Ahí dejaría su bici y tomaría el transporte público [microbús] para acudir a la Alameda, donde acordó verse con unos amigos de la escuela, según comentó la misma chica a su madre. Pero Lesley jamás llegó a la casa de su abuelita.

La familia pide la colaboración de la ciudadanía para la localización de Lesley. A quien tenga información se la solicita que se comunique a los teléfonos de CAPEA. Foto: Especial

A SU CORTA EDAD TENÍA UN REFUGIO PARA PERROS

Lesley, como prefiere ser llamada porque el nombre de Leticia casi no le gusta, tiene 18 años, estudia Comunicación en la UACM y desde hace ocho o nueve meses tiene un albergue para perros.

La universitaria, de complexión delgada, mide 1.60 metros de estatura, es amante de la cultura, tiene un tatuaje en el pecho de una raya con tres puntos, le gusta leer y el rock clásico: su cantante favorita es Janis Joplin. Entre sus metas está establecer una revista y un blog literario, un proyecto que compartía con su madre.

“Ella me ayudaba en la papelería, tenía su refugio de perros, le gusta la música de Janis Joplin y su pasatiempo era leer. La revista y blog literario es un proyecto que teníamos juntas. Sí salía a fiestas, pero la mayor parte del tiempo la pasaba paseando a sus perros en la tarde”, detalla Jazmín.

Jazmín mide 1.60 metros de estatura, es delgada y tiene un tatuaje en el pecho. Foto: Especial

Leslye logró rescatar a varios perros de la calle y, gracias a su refugio, colocó en adopción al menos a once de las mascotas. En el albergue aún cuidaba a cinco animales.

“A ella le gustan mucho los animales”, reitera su madre. Es por esa razón que Jazmín descarta que Lesley haya decidido irse por voluntad propia, además madre e hija sostenían una relación muy estrecha y la joven no se llevó sus pertenencias.

BÚSQUEDA Y DESESPERACIÓN

Está por cumplirse un mes de la desaparición de Lesley y aunque hay algunos avances, la familia sigue sin tener conocimiento de su paradero o de lo que ocurrió con ella.

“Uno puede puede sobrevivir a cualquier cosa, al final de cuentas la vida no es fácil pero yo creo que no encontrar a un hijo es la muerte en vida, es como estar en un ataúd”, describe la madre de la universitaria.

La estudiante de la UACM llevaba un vestido largo blanco con rayas negras el día que fue vista por última vez; también un chaleco de mezclilla azul claro, zapatos abiertos color café y un bolso pequeño de color negro.

Jazmín ha contabilizado la desaparición de al menos cuatro jovencitas, incluida su hija Lesley, en la Alcaldía de Xochimilco durante el mes de noviembre. “Dónde están nuestros hijos?. No desaparecen como por arte de magia, ¿dónde están?, ¿quién se está llevando a nuestros hijos, en qué condiciones los tendrán?”, se cuestiona la madre.

Leslye llevaba un vestido largo blanco con rayas negras el día que fue vista por última vez, así como un chaleco de mezclilla azul claro, zapatos abiertos color café y un bolso pequeño de color negro. Foto: Especial
El cabello de la joven es color negro y lacio. El día de su desaparición iba a bordo de una bicicleta color verde. Foto: Especial

Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México hasta el momento han actuado con profesionalismo y con la mayor actividad que está en sus manos, según comparte Jazmín.

“Yo las veo activas, a como sabemos que en este país la mayoría son lentos los procesos, en este caso las he visto rápido, dolorosamente también creo que ha sido la presión que está haciendo la Universidad que me han apoyado muchísimo, las diligencias se están haciendo con rapidez en comparación a lo que yo había visto y escuchado antes”, comenta.

Jazmín destaca que desafortunadamente hay muy pocos investigadores –o al menos no los suficientes– para la cantidad de mujeres y personas desaparecidas; sin embargo, reitera: “A mí [las autoridades] me han tratado muy bien, las diligencias se han llevado quizá no con la prontitud que uno quisiera por la desesperación que uno tiene, pero tampoco han sido tan lentas o nulas, como se ha sabido en otros casos”, destaca.

La madre de Leslye también enfatiza que ha obtenido mucho apoyo por parte de los  directivos y estudiantes de la UACM quienes han armado diversas brigadas de búsqueda por la joven.

Sugeyry Romina Gándara
Ha trabajado como reportera y fotoperiodista de nota roja en Chihuahua. Los últimos años, ya radicada en CdMx, los ha dedicado a cobertura sobre temas de desaparición, seguridad y víctimas de la violencia.
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas