La canasta básica, que incluye un centenar de productos de amplio consumo popular, marcó un alza mensual de 1.52 por ciento, para quedar en un acumulado anual de 2.42 puntos porcentuales. En el mismo periodo de 2018 las cifras fueron de 1.05 por ciento mensual y de 6.11 por ciento anual.

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).- La inflación en noviembre fue de 2.97 por ciento, 0.5 por ciento por debajo del dato de octubre. Esta es su mejor cifra desde 2016, cuando en el mismo mes reportó una cifra de 0.78 puntos porcentuales.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se mantuvo debajo del rango del Banco de México, que es de 3 por ciento +/-.

La inflación creció mensualmente 0.81 por ciento de acuerdo con el Inegi (por encima del 0.54 del mes anterior) y a tasa anual el dato se localizó en 4.72 por ciento, registrando un cambio del 0.85 por ciento en el mismo periodo de 2018.

El índice de precios subyacente avanzó un 0.22 por ciento mensual y dejó la tasa anual en el 3.65 puntos. Dentro del subgrupo de las mercancías y de los servicios tuvieron un incremento de 0.12 y en 0.33 por ciento mensual, respectivamente.

El INPC no subyacente aumentó 1.46 por ciento, con una variación anual de 1.01 por ciento. Al interior del índice de precios no subyacentes, los agropecuarios subieron 1.84 por ciento mensual; los de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno lo hicieron en 3.18 por ciento “como consecuencia, en mayor medida, de la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada cálida en 11 ciudades del país”, destacó el Inegi.

“En la segunda quincena de noviembre de 2019 el INPC creció 0.09 por ciento, resultado de los índices de 105.299 y de 105.393 registrados en la primera y segunda quincena del mes, respectivamente” puntualizó el documento del Inegi.

La canasta básica, que incluye un centenar de productos de amplio consumo popular, marcó un alza mensual de 1.52 por ciento, para quedar en un acumulado anual de 2.42 puntos porcentuales. En el mismo periodo de 2018 las cifras fueron de 1.05 por ciento mensual y de 6.11 por ciento anual.

De acuerdo con analistas de CitiBanamex la cifra fue menor, pues se esperaba un dato de 2.99 por ciento. Además, esta información puede dar pie a que el Banco de México (Banxico) haga un recorte en su tasa de interés, de acuerdo con instituciones financieras.

RECORTE TASA DE INTERÉS

A finales de noviembre, la Junta de Gobierno del Banxico recortó, por cuarta vez en el año, la perspectiva de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país al rango del -0.2 al 0.2 por ciento en la actividad económica nacional.

El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León Carrillo, afirmó que el organismo a su cago ha conducido “la política monetaria en un entorno de marcada incertidumbre, debido tanto a factores externos, como internos”.

Por ello, la Junta decidió que para 2019 se revisara a la baja, de un intervalo de entre 0.2 y 0.7 por ciento, del trimestre anterior, a uno entre -0.2 y 0.2 por ciento. Para 2020 el intervalo se movió de 1.5 y 2.5 por ciento a uno de entre 0.8 y 1.8 por ciento y para el tercer año de este Gobierno, (2021) se estimó una variación del PIB en un intervalo de entre 1.3 y 2.3 por ciento.

El dato colocado por debajo del cero por ciento no se había observado desde la crisis financiera de 2009, cuando el banco central también pronosticó el cierre de año en números rojos. Además, desde el segundo trimestre de 2018 ha sido constante el recorte del pronóstico de crecimiento, desde el rango de 3.2 a 2.2 por ciento a uno del 2.8 a 1.8 puntos porcentuales.