El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, llamó a los empresarios a defender “lo que nos toca” y ser firmes ante la posible reapertura del T-MEC.

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió al Gobierno federal “no ceder en posiciones que afecten a nuestra economía, ni socaven a la soberanía nacional”.

Por lo que pidió “no precipitarse”, mantener una postura firme y evitar que la competitividad del país quede socavaba en aras de la ratificación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

“No tenemos prisa para aprobar las modificaciones que contradigan los acuerdos originales alcanzados y aprobados por los tres países. Nuestro también socio, Canadá, así lo está haciendo”, apuntó en un comunicado.

Recordó que hay aspectos laborales, de certificación de productos en la frontera o mecanismos inspectores transfronterizos, deben ser tratados con cuidado para no dañar al país.

En este sentido, reiteró que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sigue vigente, por lo que la actividad comercial de los tres países sigue blindada.

 La Coparmex extendió su llamado a los senadores, a quienes les solicitó “no precipitarse y, de manera mesurada, retomar los procesos de consulta para que juntos, gobierno y empresarios, nos aseguremos de no ceder posiciones que afecten a nuestra economía”.

CONCAMIN LLAMA A DEFENDER T-MEC

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, llamó a los empresarios a defender “lo que nos toca” y ser firmes ante la posible reapertura del T-MEC.

“Defendamos lo que nos toca y seamos firmes para que podamos salir adelante en este gran México”, señaló.

El titular de la Concamin detalló que envió una carta al Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, al Senado de la República, y al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para dejar su postura sobre el aspecto laboral del acuerdo.

“Le quieren meter mano en las reglas de origen de acero y aluminio y no nos da”, puntualizó Cervantes.