En los templos del Kama Sutra de piedra de Kayurajo la entrada y el arte en ella es aprendizaje elemental del detenimiento amoroso.