Metro Exodus es una de las primeras grandes entregas del año, así como un gran contendiente a juego del año y nos demuestra una vez más, que no es necesario tener un modo multijugador o un juego con muchos modos de juego para disfrutarlo.

Ciudad de México, 10 de marzo (SinEmbargo).- Anunciado durante E3 2017 en la conferencia de Xbox, Deep Silver y 4A Games nos mostraban la tercera (y posiblemente última) entrega en la saga de Metro basada en las novelas del mismo nombre. Metro Exodus continúa después de los eventos de Metro: Last Light y Metro 2033. Dentro del universo de los libros, el juego está ubicado después de los eventos de Metro 2034 y es una secuela directa a Metro 2033.

Metro Exodus puede ser considerado un juego del género survival horror, con elementos de exploración y sigilo. En esta ocasión, nuevamente tomamos el papel de Artyom, un miembro del ejército ruso que tendrá que explorar el mundo post-apocalíptico de Rusia y enfrentarse a bandas opositoras y criaturas mutantes dentro de diferentes escenarios, condiciones climáticas y horas del día, ya que en esta ocasión el juego cuenta con ciclos de día y noche lo que hace más desafiante la travesía; aunque tenemos la opción de explorar a gusto y placer, el juego mantiene su estilo lineal si llegar a ser un título de sanbox (exploración libre).

La ambientación de Metro Exodus es única en su clase, sobresaliente para un juego que tiene que adentrarte en un mundo de terror y exploración, como jugador sentirás la necesidad de explorar, pero a su vez de estar al pendiente de tu alrededor. El videojuego combina estos dos elementos únicos a la perfección, convirtiéndolos en una combinación perfecta de narrativa y gameplay. Además, el apartado gráfico funciona en una Rusia abandonada y destruida; cada escenario, cada personaje o monstruo recrea una esencia única dentro del juego que ayudan a una estructura narrativa que sobresale al momento de conocer a un personaje, de explorar, de descubrir o de seguir la historia de la misma forma que el gameplay sobresale cuando debe sobresalir al momento del combate, ya sea de manera sigilosa o de la manera tradicional.

Metro Exodus es una de las primeras grandes entregas del año. Foto: Especial

Gráficamente, el juego luce bastante bien. Nosotros tuvimos la oportunidad de jugar la versión de PC y podemos asegurar que la calidad es bastante impresionante, como lo debe ser en sus versiones para PS4 Pro o Xbox One X. Cada escenario y ambientación es única al momento de explorarla, ya que viviremos diferentes momentos en el día o en la noche, dentro de un lugar oscuro o dentro de un lugar con iluminación. Lo cual ayuda a crear una atmósfera del juego bastante terrorífica.

Si bien la obra literaria de la saga de Metro representa una identidad única en su género, el juego logra retomar esa esencia para plasmarla en su atmósfera  y en los elementos más atractivos de la saga: sus armas. En esta parte, encontraremos nuevas armas bastante variadas que van desde una pistola, un fusil, una escopeta o una ballesta. A esto, podemos sumar la jugabilidad, que sigue predicando el ejemplo de sus predecesores que se puede dividir en tres partes fundamentales: sobrevivir, explorar y atacar. Estos tres pilares son la base del juego y cada uno tiene la misma importancia que los demás.

La ambientación de Metro Exodus es única en su clase. Foto: Especial

Destacan las mecánicas al momento de disparar o atacar al momento del combate, se sienten fluidos los movimientos y cada disparo contará con una física diferente. Además el uso de la máscara de gas, es un elemento fundamental al momento de explorar, prque es algo que debemos cuidar continuamente o moriremos. Además, podemos sumar los niveles que representan un gran reto en las dificultades más altas porque los recursos se vuelven más escasos, por lo que deberemos cuidar cada disparo, venda o máscara de gas usada. Y claro, tenemos una opción para modificar nuestras armas o mejorarlas o bien, deshacer las armas para llevarnos sus componentes y poderlos usarlos más adelante en la historia. Tal vez una de las mejores características en su sistema del combate, ya que aprovechas todos y cada uno de los objetos que encuentras para tu beneficio presente o futuro.

Metro Exodus es una de las primeras grandes entregas del año, así como un gran contendiente a juego del año y nos demuestra una vez más, que no es necesario tener un modo multijugador o un juego con muchos modos de juego para disfrutarlo. Si se tiene una buena historia, es suficiente.

Encontraremos nuevas armas bastante variadas. Foto: Especial