Ciudad de México, 10 abr (dpa) – El semanario mexicano Proceso consideró un “engaño” la condena a 38 años de cárcel impuesta al supuesto asesino confeso de la periodista Regina Martínez, que fue ultimada hace casi un año en el estado oriental de Veracruz.

“Las inconsistencias de la investigación abundan”, expresó la revista, especializada en información política y sobre temas de narcotráfico, por medio de un comunicado en su página de Internet.

“Las huellas encontradas en el lugar del crimen no corresponden con las del hoy condenado, un analfabeta seropositivo que desde su primera declaración ante la juez ha alegado haber sido torturado por agentes de la procuraduría para inculparse”, denunció.

El Tribunal Superior de Justicia del estado de Veracruz condenó el martes a José Antonio Hernández, alias “El Silva”, que había sido arrestado en octubre y es el único detenido en el caso.

Martínez fue encontrada sin vida el 28 de abril de 2012 en el baño de su casa en la ciudad de Xalapa, capital de Veracruz, con golpes y estrangulada.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Según las autoridades, el motivo del crimen fue robo. Sin embargo, Proceso no descarta que el asesinato esté relacionado con su trabajo periodístico.

Para Proceso, el gobierno de Veracruz “engaña y actúa con impunidad en las investigaciones”, mientras que la jueza del caso “siguió al pie de la letra, con todas sus inconsistencia” el expediente elaborado por la fiscalía, que depende del gobierno estatal.

“Los verdaderos culpables siguen sin conocerse y la procuraduría no logra dar con el otro supuesto asesino material, José Adrián Hernández Domínguez, un narcomenudista que se encuentra prófugo”, aunque fue detenido y liberado tres meses después del asesinato, señaló Proceso.

Veracruz es uno de los estados más peligrosos de México para el ejercicio de la prensa. De 2010 a la fecha han sido asesinados nueve periodistas, cuatro se encuentran desaparecidos y cerca de 20 han abandonado su trabajo por amenazas o presiones.