Maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación pidieron a los legisladores mexicanos cancelar la Reforma Educativa y ofrecer condiciones para la elección periódica de las diligencias sindicales por medio del voto libre, directo y secreto.

Por su parte, la organización Maestros Por México exigió que la reforma impulsada por la reciente administración federal implique la realización inmediata de elecciones en el sindicato o, también dijo que respalda la decisión de la maestra Elba Esther Gordillo de participar en el proceso electoral interno.

Ciudad de México, 10 de abril (EFE/SinEmbargo).– El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que siempre ha servido a los gobiernos en turno, así como el grupo de maestros que apoya el regreso de Elba Esther Gordillo, pidieron hoy al Congreso mexicano eliminar la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto y garantizar elecciones libres y periódicas, así como “libertad sindical”.

Los dos grupos, el oficialista y el que está con la ex lideresa presa durante casi seis años por presunta corrupción parecen pedir exactamente lo mismo en dos comunicados difundidos este día.

“Exhortamos al Congreso de la Unión reafirmar, en la reforma laboral en curso, los principios de libertad sindical, derecho a la sindicalización, y a la negociación colectiva”, señaló el SNTE en un texto publicado en medios nacionales.

Por su parte, la organización Maestros Por México (MxM), afín a la ex líder del SNTE Elba Esther Gordillo, exigió que la reforma impulsada por la reciente administración federal impliquen la realización inmediata de elecciones en el sindicato y en otros del ámbito educativo, también dijo que respalda la decisión de la maestra Gordillo de participar en el proceso electoral interno.

El SNTE pidió garantizar “la elección periódica de las diligencias sindicales por medio del voto libre, directo y secreto”.

El mayor sindicato de docentes de México, y uno de los más grandes de América Latina, señaló además que es “indispensable la abrogación de la Reforma Educativa de 2013 y sus evaluaciones punitivas”, en referencia a los exámenes que los maestros deben pasar para conservar sus puestos de trabajo.

La reforma de Peña Nieto recibió en su momento una fuerte oposición de los sindicatos de maestros porque ponía fin a una serie de privilegios de las cúpulas sindicales, como la adjudicación de plazas docentes.

El actual Presidente de México,  Andrés Manuel López Obrador, que asumió el cargo el 1 de diciembre, siempre fue muy crítico con esta Reforma Educativa a la que definió como una reforma laboral encubierta.

López Obrador ha prometido cancelarla y su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), está trabajando en una nueva Reforma Educativa consensuada con los maestros.

“Reconocemos el esfuerzo que realizan tanto el Ejecutivo federal como todas sus fracciones parlamentarias para generar, con base en el diálogo y la construcción de consensos, un marco jurídico que fortalezca el sistema educativo nacional”, señaló el SNTE.

Además, el sindicato aseguró haber presentado el 90 por ciento de las propuestas que se debatieron en los “foros de consulta” llevados a cabo por el nuevo Gobierno para analizar la Reforma Educativa.

Mientras que en su comunicado la organización MxM afirmó: “Que mantenemos nuestra exigencia para las reformas propuestas a la educación y laboral impliquen necesariamente la realización inmediata de elecciones en el SNTE y en todos los sindicatos de la educación”.

Los docentes justificaron su respaldo a la maestra ex sindicalista con su derecho a participar en la vida interna del SNTE.

“El derecho que tenemos todos los maestros a participar en la vida interna de nuestro sindicato es irrenunciable, por eso saludamos y respaldamos la decisión de la maestra Elba Esther Gordillo Morales de participar en el futuro proceso electivo en el SNTE”, expusieron.

Este fin de semana,  Elba Esther Gordillo anunció su intención de volver a presidir el sindicato tras casi seis años arrestada por corrupción, cargos de los que fue absuelta el año pasado.

Aseveró en una acto público que los actuales líderes del SNTE son “mediocres y pequeños” y exigió “respeto a la autonomía sindical” al Ejecutivo mexicano, aunque no busca “ningún pleito con ningún gobierno”.

Cuando fue detenida el 26 de febrero de 2013, se especuló que el arresto se debió fundamentalmente a su oposición desde el liderazgo de los maestros a la Reforma Educativa de Peña Nieto.

EXIGENCIAS DE LA CNTE

Lejos del tono conciliador de el SNTE, otro sindicato, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), lleva semanas bloqueando los accesos de la Cámara de Diputados para exigir tener acceso al nuevo texto en el que están trabajando los legisladores.

El pasado 27 de marzo, los diputados mexicanos aprobaron en comisiones el dictamen que elimina las evaluaciones a maestros y que deberá ser votado en pleno.

Pero la CNTE sigue presionando para una supresión total de la reforma de Peña Nieto, y acusan al nuevo Ejecutivo de simplemente “maquillar” la Reforma Educativa.

Hoy cientos de maestros de Oaxaca, Guerrero y Michoacán fueron convocados para marchar en calles de la Ciudad de México e iniciaron un paro de 24 horas. Decenas de docentes reinstalaron un plantón frente a la Cámara de Diputados para defender su exigencia de abrogar la Reforma Educativa.

El pasado 8 de abril docentes de la CNTE acordaron reinstalar su plantón. Además de esta protesta anunciaron que realizarán paros parciales y marchas en distintos estados como Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y la Ciudad de México. El Quinto Congreso Nacional Extraordinario de la Coordinadora llegó al acuerdo la madrugada de ese día.

–Con información de EFE