El Gobernador Pacheco Pulido ahora deberá presentar un programa de trabajo que contenga un plan de seguridad, prevención y justicia para las mujeres víctimas de violencia. Además, tiene que asignar un presupuesto a esta tarea, así como de personal que lleve a cabo la ejecución del programa. En seis meses, la administración estatal deberá emitir un informe de los avances a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

Por Osvaldo Macuil 

Puebla, 10 de abril (Periódico Central/ SinEmbargo).– La Secretaría de Gobernación (Segob) activó la Alerta de Violencia de Género (AVG) en 50 municipios de Puebla debido al elevado número de feminicidios. La capital y la zona metropolitana del estado están incluidos en esta acción que tiene como objetivo reducir los homicidios de mujeres que en los últimos años se han disparado exponencialmente.

La dependencia a cargo de Olga Sánchez Cordero notificó al Gobierno de Guillermo Pacheco Pulido la determinación de activar la alerta, luego de un análisis que elaboraron en torno a una queja promovida por varias organizaciones civiles.

La semana pasada, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) anunció que la alerta estaba incluida para 28 municipios, y se dejaba fuera a la ciudad de Puebla.

Sin embargo, la notificación de la Segob establece que son 50 municipios en los que se tendrá que reforzar la seguridad de las mujeres, incluidos municipios como Puebla, San Pedro y San Andrés Cholula, Tehuacán, Atlixco y Huauchinango.

Una vez que se activó la Alerta de Violencia de Género, el Gobernador Pacheco Pulido deberá emitir un mensaje en el que advierta que no se tolerarán estas prácticas, el cual deberá ser presentado en varias lenguas.

En segundo lugar, se deberá presentar un programa de trabajo que contenga un plan de seguridad, prevención y justicia para las mujeres víctimas de violencia.

El Gobierno de Puebla debe asignar un presupuesto a esta tarea, así como de personal que lleve a cabo la ejecución del programa.

En seis meses, la administración estatal deberá emitir un informe de los avances a la Conavim.

Se conformará un Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario que dará seguimiento al trabajo del Gobierno de Puebla.

Documento emitido por la SEGOB sobre Alerta de Violencia de Género en Puebla. Foto: Periódico Central.

Los 50 municipios en los que se declaró la Alerta de Violencia de Género son:

Acajete, Acatlán, Acatzingo, Ajalpan, Amozoc, Atempan, Atlixco, Calpan, Chalchicomula de Sesma, Chiautla, Chietla, Chignahuapan, Coronango, Cuautlancingo, Cuetzalan del Progreso, Huauchinango, Huejotzingo y Hueytamalco.

También entran en la lista los municipios de Izúcar de Matamoros, Juan C. Bonilla, Libres, Los Reyes de Juárez, Ocoyucan, Oriental, Palmar de Bravo, Puebla, San Andrés Cholula, San Gabriel Chilac, San Martín Texmelucan y San Pedro Cholula.

Foto: Periódico Central.

Otros de los lugares incluidos en la alerta son San Salvador El Seco, Santiago Miahuatlán, Tecali de Herrera, Tecamachalco, Tehuacán, Tepanco de López, Tepetlaxco de Hidalgo, Tepeaca, Tepexi de Rodríguez, Tepeyahualco, Teziutlán, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlaltenango, Tlaola, Tlapanalá, Tlatlauquitepec, Zacapoaxtla, Zacatlán, Zaragoza y  Zoquitlán.

EL TORTUOSO CAMINO

La implementación de la AVG en Puebla se solicitó por primera vez desde 2016. En marzo de ese año –con Rafael Moreno Valle como Gobernador de la entidad– la organización “Todos para Todos” solicitó la medida de emergencia y el 7 de julio –ya con Antonio Gali Fayad al frente de la administración estatal– se notificó la no procedencia.

“Todos para Todos” obtuvo un amparo contra la resolución de la Segob, con el que el Juzgado Cuarto en Materia Civil Administrativa del Trabajo y Juicios Federal del Sexto Circuito presionó a la instancia para reconsiderar la implementación de la AVGM o renovar las recomendaciones que hizo al Gobierno poblano en esa ocasión para erradicar la violencia de género contra las mujeres de la entidad.

La primera solicitud fue denegada por la Segob porque concluyó que el Gobierno estatal había cumplido con las recomendaciones que le dio, sin embargo, este año la Comisión Nacional de Víctimas (Conavim) –que se encarga de coordinar el grupo de trabajo de evaluación– volvió a solicitar las mismas medidas, como la capacitación de funcionarios públicos, además de tres diagnósticos: sobre educación en temas de género, trata de personas y atención a víctimas de violencia y la creación de una fiscalía especializada en atender delitos de género.

“Eso evidencia que el Gobierno de Puebla simuló que cumplió las recomendaciones de 2016, y la Conavim lo aprobó. [Con esa simulación] Sólo ponen en riesgo la vida de niñas y mujeres”, reclamó Mariel Guzmán Cortés, coordinadora del programa de igualdad y justicia del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos, AC (Odesyr), que da seguimiento a la alerta en entrevista con SinEmbargo en septiembre pasado.

La activista resalta que lo más preocupante es que la Conavim sólo apuesta a las acciones estructurales a largo plazo e “ignora” que la AVGM se creó para actuar de manera inmediata ante contextos de violencia de género extrema que ponen en riesgo la vida de mujeres y niñas.

En 2017 –dos meses después de que la Segob negó la AVGM en Puebla– el feminicidio de la estudiante Mara Castilla en San Andrés Cholula consternó a la ciudadanía. Ella abordó un taxi Cabify, fue reportada como desparecida y posteriormente la encontraron asesinada y con signos de violencia sexual. Ante este contexto la Comisión Nacional de Derechos Humanos solicitó una segunda alerta en octubre de 2017 por violencia feminicida, misma que la Conavim agrupó con la petición que las organizaciones Protección Popular Nacional y Sumando por Guerrero hicieron ese mismo mes, así como con la de la Academia, Litigio Estratégico e Incidencia en Derechos Humanos, A.C.; la petición se admitió a trámite en noviembre de 2017.

El grupo de trabajo coordinado por la Conavim realizó el informe sobre el contexto en la entidad y lo presentó hasta mediados de julio de 2018, aún cuando el reglamento de operación de la Alerta de Género establece un plazo de dos meses para hacerlo. “[La Conavim] no respeta ni su reglamento”, resalta Guzmán Cortés.

– Con información de SinEmbargo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.