El psicólogo John Gartner mencionó que ha observado la decadencia constante de los patrones de discurso del Presidente estadounidense. Asimismo, informa que el mandatario está sometido y exige que se realice pruebas.

Ciudad de México, 10 de abril (La Opinión/SinEmbargo).- Según un reporte del destacado psicólogo John Gartner, la condición mental del Presidente Donald Trump estaría en caída.

En un nuevo informe publicado en USA Today explica sobre un significativo deterioro cognitivo al que el primer mandatario está sometido, por lo cual piden que se le realicen pruebas para determinar si está teniendo una fase inicial de demencia.

Gartner escribió en el informe en el que analiza las nuevas pruebas que respaldan su conclusión, las cuales se basan en el comportamiento “cada vez más extraño y desquiciado del Presidente Trump”.

Para el experto la alarma sobre la condición de Trump ha aumentado, ya que ha observado la decadencia constante de los patrones de discurso del Presidente.

Gartner señala que existen dos tipos de trastornos del habla relacionados con la enfermedad de Alzheimer, a medida que se deterioran las habilidades del lenguaje.

“La parafasia semántica implica elegir las palabras incorrectas … La parafasia fonémica, que está vinculada a las etapas moderadas de la enfermedad de Alzheimer, la cual se describe como ‘la sustitución de una palabra con una no palabra que conserva al menos la mitad de los segmentos y / o el número de sílabas de la palabra pretendida”.

En el informe el psicólogo da ejemplos de estos trastornos con distintas salidas en falso del Presidente Trump.

Por ejemplo, recordó que el Presidente exigió conocer las “naranjas” de la investigación de Mueller, así como las referencias a las elecciones “midtowm” y “midturn”.

Mientras los medios de comunicación informaron sobre estos y otro hechos similares como errores inofensivos por parte de Trump, para Gartner la recurrencia con la que ocurren son una clara señal de que las facultades mentales de Trump están fallando.

“Los patrones de habla de Trump aparecen aún más desordenados cuando vas más allá del sonido y miras todo un discurso del mandatario”.

“Pasa de un pensamiento a otro en un desfile de ideas sin secuencia, frecuentemente se interrumpe a sí mismo en medio de una oración para virar hacia otra asociación libre”.

Por ejemplo, sus largos y extraños alaridos frente a los reporteros y multitud de manifestantes son evidencia de una mente muy desordenada que no funciona correctamente.

Hay que recordar que el mes pasado durante la charla que dio Trump durante dos horas en la Conferencia de Acción Política Conservadora los reporteros así como asistentes describieron el comportamiento y las palabras de Trump como “desquiciado”. Para Gartner todos se referían en gran parte a este tipo de síntomas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPNIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.