El Secretario de Salud Jorge Varela Alcocer

“¿Existe un Secretario de Salud que vigile lo que está pasando en el IMSS, el ISSSTE, y coordina a los secretarios de los Estado? Por lo visto no, el Secretario anda en otros asuntos, aunque no esté claro cuáles”. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

En las crisis se hacen más evidente las fortalezas y debilidades de las organizaciones. Da igual que esta sea una empresa o un gobierno. Los liderazgos se reacomodan, las carencias se evidencian, pero sobre todo el líder se manifiesta plenamente como es, sin dobleces ni ocultamientos. Nunca como en estos días habíamos visto tan plenamente las virtudes y los defectos del liderazgo del López Obrador. Nunca como ahora había sido tan evidente la ausencia real de un gabinete, de un grupo de trabajo que reme junto hacia la dirección que marca el líder.

Ya habíamos comentado que en el estilo personal de gobernar de López Obrador más que un gabinete con ministros empoderados en cada una de las carteras lo que tiene es un grupo de secretarios particulares por tema y que le puede asignar cualquier cosa a quien vaya pasando o a quién él considere que es el mejor para resolver un problema específico. En contra partida, los secretarios están impedidos para desarrollar políticas públicas específicas de su área, tienen voz, pero no voto en los destinos del país. Las decisiones son sólo del Presidente.

¿Qué hacía Marcelo Ebrard acompañando a la Secretaria Olga Sánchez Cordero en una reunión con gobernadores? Seguramente el Presidente consideró que la relación de Ebrard con algunos gobernadores de oposición y sus habilidades políticas eran mejores que las de la Secretaria de Gobernación, pero entonces, quién está al frente de las relaciones internacionales.  ¿Por qué no han salido en estos momentos los ministros de Hacienda, Arturo Herrera y de Economía, Graciela Márquez? Seguramente porque lo que tienen que decir no es lo que el presidente quiere que se escuche, entre otras cosas que vamos a la peor recesión en el mundo desde 1929 y las medidas que hay que tomar no son las que le gustan a López Obrador. ¿Existe un Secretario de Salud que vigile lo que está pasando en el IMSS, el ISSSTE, y coordina a los secretarios de los Estado? Por lo visto no, el Secretario anda en otros asuntos, aunque no esté claro cuáles. ¿De verdad la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, no tiene más propuestas para proteger el empleo que acusar públicamente a las empresas que decidieron cerrar o hacer recortes? No tengo duda que sí, pero el Presidente lo que quiere es hacer política, ponerse el anillo del poder en el dedo flamígero.

La ausencia del trabajo de gabinete se ira haciendo cada vez más patente conforme avance la pandemia. El Presidente cargará sobre sus hombros todo el peso de las decisiones. Al final de la pandemia tendremos un gabinete reacomodado, no en sus carteras sino en su influencia y cercanía a las decisiones y un presidente en le cumbre del poder o del desgaste político.