El número total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la pandemia es de 81 mil 907, entre los que han perecido tres mil 336 personas y, por el momento, se ha dado de alta a 77 mil 455 personas tras haber superado con éxito la enfermedad.

Pekín, 10 abr (EFE).- La Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró hoy que quedan en el país asiático 144 pacientes en estado grave por la neumonía COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2, la cifra más baja desde enero.

Las autoridades sanitarias informaron hoy de que, hasta la pasada medianoche local (16:00 hora GMT del jueves), se redujeron 32 casos graves, lo que situó la cifra en los citados 144, de los cuales 101 se encuentran en la cuna de la pandemia, la ciudad centro-oriental de Wuhan.

Precisamente en Wuhan se ha registrado la única muerte por COVID-19 que, según las cifras oficiales, se ha certificado en todo el país, una menos que el día anterior.

Un pasajero, vestido con traje de protección y mascarilla llega a la terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Pekín, en China. Foto: EFE

Además, China detectó 42 nuevos contagios de coronavirus en su territorio (63 en la víspera), de los que 38 se diagnosticaron a viajeros procedentes del extranjero (61 el día anterior), los llamados casos “importados” contra los que Pekín está concentrando sus esfuerzos para evitar rebrotes de la enfermedad.

Los cuatro casos restantes fueron contagios “locales” que localizaron en la provincia de Cantón (en el sureste, 3) y en la de Heilongjiang, en el noreste.

A pesar de estos nuevos casos, el número total de infectados “activos” en el país asiático continuó descendiendo hasta los mil 116, ya que el número de pacientes dados de alta acostumbra a ser mayor que el de nuevos contagios.

Así, el número total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la pandemia es de 81 mil 907, entre los que han perecido tres mil 336 personas y, por el momento, se ha dado de alta a 77 mil 455 personas tras haber superado con éxito la enfermedad.

Pasajeros con máscaras protectoras llegan a la terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Pekín en Pekín. Foto: EFE

Desde que ésta empezó a azotar con severidad el resto del planeta, son muchos los chinos que han regresado a su país, donde la COVID-19 -siempre según las cifras oficiales- parece más controlada. De ahí el repunte de los casos “importados” en las últimas semanas, ya que muchos proceden de otros focos mundiales del virus.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 717 mil 378 contactos cercanos con infectados, de los cuales 11 mil 176 continúan en observación, y de ellos, 53 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 47 nuevos casos en este último parte, situando el total de asintomáticos en observación a mil 97.

El pasado 12 de marzo, el Gobierno chino declaró que el pico de transmisiones había llegado a su fin en el país asiático.

Los síntomas del nuevo coronavirus son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden estar acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).