El Presidente López Obrador señaló que México aportará con una disminución de 5.5 por ciento en la generación de petróleo, y no del 23, como lo pedían los países de la OPEP.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que México disminuirá sus exportaciones en 100 mil barriles de petróleo y así se le ha informado a la OPEP, el sindicato de productores. Donald Trump, explicó, se comprometió a que Estados Unidos sea quien se baje 250 mil barriles extras para no presionar las finanzas mexicanas. Ambos hablaron por teléfono anoche. El mandatario estadounidense fue quien ofreció el apoyo.

“Se llegó a un acuerdo de llegar a una disminución de 100 mil barriles; Estados Unidos se compromete a reducir adicionalmente, a lo que iba a entregar, 250 mil barriles más; dice el Presidente Trump por México, para compensar. Esto se notificó tarde, ya es formal. Decir: ya cumplimos”, apuntó durante su conferencia matutina.

El mandatario señaló que México buscó proteger la generación de crudo para evitar comprometer su capacidad financiera, y señaló que el país no podía disminuir su producción en un orden de 23 por ciento, debido a que el país no genera tanto petróleo.

“Para nosotros era muy difícil hacer una reducción en la producción, nos pedía hacer una reducción del orden del 23 por ciento de la producción; ellos producen 12 millones de barriles diarios, en promedio, Nos pedían 400 mil barriles, y luego 350 mil menos. Nos sostuvimos. Y hablamos, se comunicó con nosotros el Presidente Trump; hablé con él, y se llegó a un acuerdo”, agregó.

El Presidente durante su conferencia de prensa matutina. Foto: Gobierno de México.

El mandatario mexicano dijo que con este acuerdo, México producirá un millón 686 mil barriles a partir de mayo.

“Se espera que con esto aumento de precio el petróleo crudo y que esto compense, pero, sobre todo, nos ayuda a estabilizar la economía, los mercados, y consideramos de mucha utilidad”, dijo.

López Obrador señaló que México aportará con una disminución de 5.5 por ciento en la generación de petróleo, y no del 23, como lo pedían los países de la OPEP.

López Obrador dijo que aprovechó la comunicación para pedirle a Trump que le venda 10 mil monitores y 10 mil ventiladores para enfrentar la emergencia de salud por la pandemia de COVID-19. Hoy mismo volverán a conversar. El estadounidense dará respuesta a la petición.

“Aproveché a conversación con el Presidente Trump para pedirle, en nombre del pueblo de México, que nos ayuden vendiéndonos 10 mil ventiladores y 10 mil monitores; le dije que sabemos de la situación tan difícil por la que están atravesando, la falta de ventiladores, pero también el expresé que ellos tienen más posibilidades, tiene más plantas, tienen más desarrollo tecnológico y tiene más recursos económicos, y me contestó que va a consultar con los encargados del abasto de estos equipos y que me habla hoy por la tarde para darme una respuesta sobre este tema en particular”, señaló.

LA REUNIÓN

La reunión ministerial de la alianza OPEP+ y otros productores de petróleo finalizó este jueves sin un acuerdo definitivo sobre el gran recorte de la producción de crudo que estaban negociando para estabilizar el mercado, después de que México se retirara de las negociaciones.

Tras once horas de negociaciones vía videoconferencia, “las partes no pudieron llegar a un acuerdo”, señaló el Ministerio de Energía de Kazajistán en un comunicado, en el que indicó que “no pierde la esperanza de que en el futuro se llegue a un consenso sobre una reducción colectiva de la producción petrolera (…)”.

La portavoz del Ministerio de Energía de Azerbaiyán, Zamina Alíeva, dijo por su parte a Efe que el proyecto de acuerdo, que prevé una reducción de 10 millones de barriles al día (mbd) será definitivo si México aceptaba reducir en 400 mil barriles su producción de crudo.

“De otra manera, el acuerdo no entrará en vigor”, señaló.

Para Gabriela Siller, economista de Banco Base, ésta es una de las pocas veces que México ha influido en decisiones de la OPEP y sus aliados al no aceptar el recorte. Sin embargo, su posición impactó esta noche el tipo de cambio, que se mueve ligeramente a la alza “por la mayor percepción de riesgo sobre México”.

De acuerdo con Siller, el mercado cambiario no cierra, por lo que este viernes estará supeditado, junto con el precio del petróleo, a los resultados de la reunión de la OPEP.

“El peso está cotizando en función de las noticias relacionadas con el coronavirus, el precio del petróleo y la percepción de riesgo sobre México. Si el precio del petróleo sube ante un recorte en la producción, el tipo de cambio puede bajar temporalmente hacia 23.50 pesos”, previó la economista.

-Con información de Efe