El Presidente López Obrador explicó que México viene de una crisis de producción por lo que la reducción que la OPEP+, de 400 mil barriles, pedía pero no era una cifra posible. Dijo que su Gobierno no quiere volver a lo ocurrido en administraciones anteriores en las que se llegó a importar crudo.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).- “No podíamos a la primera decir sí”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el recorte petrolero que México aceptó frente a la OPEP+, agrupación ampliada de países productores. México no podía reducir los 400 mil barriles que le fueron solicitados porque el país viene de una crisis provocada por los Gobiernos anteriores, dijo.

“Lo que sí puedo comentarles es que nos sostuvimos hasta el final por las razones que ya expresé. No es lo mismo producir 12 millones de barriles diarios que un millón 786 mil”, dijo el mandatario mexicano refiriéndose a la producción de otros de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados.

El Presidente López Obrador recordó que México “está saliendo” de una crisis de pérdida de producción de 14 años consecutivos, este fue el motivo principal para no aceptar la propuesta inicial. “Yo siento que no nos va a afectar y que ayudamos. No podíamos a la primera decir sí”.

La OPEP+ le pidió a México la reducción de 400 mil barriles pero no era una cifra posible, expresó, porque su Gobierno no quiere volver a lo ocurrido en administraciones anteriores en las que se llegó a importar crudo para la producción de petroquímicos, “no podemos regresar a esto”, dijo.

“El Presidente Trump empezó a leer el nombre de todos los países que habían aceptado, sólo México no aceptó. Le explique por qué y le hice la propuesta que afortunadamente aceptó”, relató sobre el acuerdo que al que llegó con el mandatario estadounidense en el que Estados Unidos pondrá 250 mil barriles extras para apoyar los 100 mil que México dijo poder reducir.

Finalmente, el Gobierno mexicano reducirá su producción 50 mil barriles menos de lo solicitado, pues con el apoyo de EU su aportación a la reducción internacional será de 350 mil barriles diarios menos.

A las 19:30 horas, cuando México tomó el apoyo de EU, contó el Presidente, se envió un mensaje a los directivos de la OPEP para explicar la decisión del país sobre la aceptación del recorte. “Contribuimos y se atendió el asunto”. Expresó la importancia del acuerdo en el impacto al precio de las gasolinas, por lo que hay que esperar.

Expresó que se sigue padeciendo la crisis pero “seguimos adelante”.

Sobre el tipo de cambio desde el fin de semana pasado, dijo que “se pronosticó a la ligera”. Contó que después de su informe del domingo, “sin ninguna base técnica” ni conocimiento de ellos, hubo varios medios que dijeron que con su mensaje el peso se depreció. “Que se había ido a más de 25 pesos por dólar, pues quiero decirles que el lunes, desde temprano empezó a fortalecerse el peso y que la semana la estamos terminando con una ganancia”, puntualizó.