México

Salud confirma un caso de trombocitopenia en Edomex que estaría ligado con vacuna de AstraZeneca

10/04/2021 - 1:25 am

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el caso de trombocitopenia detectado en el Estado de México será investigado por un grupo de expertos.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).– La Secretaría de Salud confirmó que México ya registró un caso de trombocitopenia que podría estar asociado a la aplicación de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca, lo que será investigado por un grupo de personas expertas.

Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló que el evento supuestamente atribuible a la vacunación o inmunización, ESAVI, como lo denomina la Secretaría de Salud, se detectó en un hombre de 92 años del Estado de México que ha presentado disminución de plaquetas.

“Me adelanto a una pregunta que posiblemente van a hacer porque hoy fue motivo de comentario en algunos periódicos de circulación nacional, sobre el caso de un señor de 92 años que fue atendido en el Estado de México, en un hospital privado, por un médico hematólogo que comentó o nos notificó a la autoridad sanitaria local en el Estado de México y también por lo tanto a la federal sobre el padecimiento que ha presentado con disminución de plaquetas, médicamente esto se llama trombocitopenia, reducción en el número de plaquetas, que son los elementos de la sangre, las que ayudan a la coagulación, los elementos que tienen formas, son fragmentos celulares que contribuyen a la coagulación”, expuso en conferencia desde Palacio Nacional.

El funcionario adelantó que los síntomas del hombre podrían corresponder con uno de los componentes del síndrome descrito como “potencialmente asociado con la vacuna de AstraZeneca”.

López-Gatell destacó que el síndrome es “muy raro”, pues se estima que a nivel mundial se han detectado cuatro por cada millón de personas.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, informó que un Comité Nacional de Expertos evaluará este primer caso de trombocitopenia.

“Este caso será presentado a este Comité Nacional de Expertos la próxima semana, entonces iniciará el proceso de dictaminación”, informó.

LOS EFECTOS DE ASTRAZENECA

La confirmación de que la vacuna de AstraZeneca puede causar trombos en algunas personas, aunque sean casos extremadamente raros, ha multiplicado las dudas entre la población sobre un fármaco apoyado por autoridades sanitarias internacionales y cuestionado en diversos países.

Los efectos secundarios más comunes de esta vacuna durante los ensayos fueron generalmente leves o moderados: dolor y sensibilidad en el lugar de la inyección, dolores de cabeza, cansancio, molestias musculares, sensación general de malestar, escalofríos, fiebre, dolor en las articulaciones y náuseas. Afectaron a más de una de cada 10 personas y mejoraron días después.

Como máximo uno de cada 10 vacunados puede notar enrojecimiento o hinchazón en la zona del pinchazo, registrar fiebre superior a 38 grados o sufrir vómitos o diarrea, según la documentación de AstraZeneca aprobada por la EMA, que menciona como efectos poco frecuentes (una de cada 100 personas o menos) mareos, disminución del apetito, dolor abdominal, sudoración y sarpullidos.

Frascos de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra la COVID-19 dentro de un refrigerador de un centro de vacunación en Ebersberg, cerca de Múnich, Alemania. Foto: Matthias Schrader, AP

La información para el usuario proporcionada por AstraZeneca recomienda además a los vacunados buscar atención médica urgente si experimentan una reacción alérgica grave que combine algunos de los siguientes síntomas: debilidad o ligero mareo, cambios en el ritmo cardíaco, dificultad para respirar o silbidos al hacerlo, hinchazón en labios, cara o garganta, urticaria, dolor de estómago, náuseas o vómitos.

QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE VACUNA Y TROMBOS

La Agencia Europea del Medicamento ha confirmado este miércoles que la aparición de trombos combinados con niveles bajos de plaquetas debe incorporarse a la lista de efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca como un posible efecto secundario “muy raro”, sin que hasta ahora haya podido determinar un factor de riesgo concreto que afecte a unos vacunados más que a otros.

En sus conclusiones, el comité de seguridad (PRAC) de la EMA indica que la “explicación plausible” a los menos de ochenta casos “inusuales” de trombos encontrados en personas que habían sido inmunizadas con este fármaco es que “son una respuesta inmune a la vacuna”.

No obstante, los expertos de la agencia europea no han podido identificar para estos efectos adversos un factor de riesgo que haga más vulnerable a algún grupo de vacunados (la edad, el sexo, un historial médico previo…).

Pese a este “posible vínculo” con casos de tromboembolismo, la EMA ha querido dejar claro que los beneficios de esta vacuna para prevenir la COVID-19 siguen estando muy por encima de cualquier riesgo de efectos secundarios.

De hecho, con los datos disponibles, el número de afectados por estos casos es un 0.0003 por ciento del total de vacunados con el fármaco de AstraZeneca, una proporción muy inferior a la del conjunto de tromboembolismos en la población general y también al riesgo que representan anticonceptivos o antiinflamatorios.

–Con información de EFE.