La policía detuvo a un hombre albanés de 60 años, ya que sus huellas dactilares coincidían con las que estaban en las maquinas y cables.

Puebla, 10 de abril (Periódico Central).- Un hombre que se encontraba internado por COVID-19 en un hospital de Atenas, Grecia, fue asesinado por su compañero de habitación, quien desconectó el ventilador al que estaba conectado el hombre porque le causaba molestia el ruido del aparato.

El pasado 9 de abril el hombre 76 años fue encontrado sin vida por trabajadores del hospital, quienes alertaron a las autoridades porque vieron que los cables estaban desconectados.

La policía llegó al hospital para realizar las investigaciones correspondientes y detuvo a un hombre albanés de 60 años, ya que sus huellas dactilares coincidían con las que estaban en las maquinas y cables.

Aunque el hombre no ha confesado el crimen, las autoridades suponen que debido a las molestias que le causaba el sonido del ventilador, el hombre de 60 años decidió desconectarlo y con esto quitarle la vida a su compañero.

El hombre cuenta con antecedentes penales por agresiones físicas y en 2019 estuvo vinculado a un caso de abuso sexual, según información revelada por medios locales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.