El informe “estima”, basado en datos preliminares, que al menos un millón de personas fueron desplazadas de forma forzada por la violencia de México y Centroamérica.

Foto: Archivo/Cuartoscuro.

Se calcula que en México la violencia ha generado 330 mil desplazados por año en el último lustro. Foto: Archivo/Cuartoscuro.

Ginebra, 11 may (EFE).- Conflictos, violencia y desastres naturales obligaron a casi 28 millones de personas en 2015 a abandonar sus hogares y convertirse en desplazados internos (IDP en sus siglas en inglés), según el último informe del Consejo Noruego para los Refugiados.

“Esta cifra (27.8 millones) equivalente a que las poblaciones sumadas de Nueva York, Londres, París y El Cairo recogieran lo que pudieran cargar, a menudo en estado de pánico, y emprendieran un viaje lleno de incertidumbres”, afirmó el secretario general del Consejo, Jan Egeland, en un comunicado.

“Dicho de otras manera, unas 66 mil personas abandonaron sus hogares cada día en 2015”, agregó.

El informe, redactado por el Centro de Control del Desplazamiento Interno (IDMC), que pertenece al Consejo, cubre tanto los desplazamientos forzados por conflicto, como por desastres naturales -emergencias pero también eventos meteorológicos extremos de largo plazo, como sequías- pero también agrega aquellas personas que han debido abandonar sus hogares huyendo de la violencia causada por bandas criminales.

Si se suman los 28 millones de nuevos desplazados a los acumulados de años anteriores, se alcanza la cifra de 40.8 millones, “la mayor cifra jamás alcanzada”, recordó Egeland.

Del total de 28 millones de desplazados, 8.6 millones de personas dejaron su hogar huyendo de violencia y conflicto.

Oriente Medio y Norte de África son las regiones que más nuevos desplazados generaron a causa de conflicto, con Siria, Yemen e Irak sumando más de la mitad del total.

Asimismo, de los diez países con más desplazados por conflicto, cinco han permanecido en la lista desde 2003: Colombia, Irak, República Democrática del Congo, Sudán y Sur Sudán.

“Esto demuestra que ante la ausencia de ayuda específica para los IDPs, el desplazamiento tiende a hacerse perenne durante años y décadas”, afirmó la directora interina del IDMC, Alessandra Bilak.

Además, el informe “estima”, basado en datos preliminares, que al menos un millón de personas fueron desplazadas de forma forzada por la violencia de México y Centroamérica.

“Conceptos vagos y la percepción del desplazamiento como algo políticamente inconveniente ha provocado que la evidencia cuantitativa sobre la huida de la violencia criminal en la región es generalmente insuficiente e inadecuada”, reza el texto.

Dicho esto, la entidad considera que en la región había el fin del año pasado al menos un millón de desplazados.

Sólo en México, se calcula que la violencia ha generado 330 mil desplazados por año en el último lustro.

Asimismo, el texto recuerda que muchas personas tuvieron que abandonar sus hogares forzadas por megaproyectos de desarrollo como presas, proyectos de renovación urbana o eventos deportivos.

Por otra parte, los desastres provocaron en 2015 que 19.2 millones de personas en 113 países abandonaran sus hogares.

En los últimos 8 años la entidad ha registrado 203.4 millones de personas que debieron huir a causa de un desastre.

Como en años anteriores, en 2015 las regiones de Asia fueron las más afectadas, especialmente India (3.7 millones), China (3.6 millones) y Nepal (2.6 millones).

La mayoría de los desplazamientos ocurrieron por causas relacionadas con eventos meteorológicos extremos, como tormentas, sequías e inundaciones, aunque también hubo graves terremotos como el de Nepal.