Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, originarios del estado de Sinaloa, fueron detenidos en marzo de 2008 en el estado de Johor por la Policía Real de Malasia. Se les sentenció a pena de muerte por los culpables del delito de narcotráfico.

Ciudad de México, 10 de mayo (SinEmbargo).– Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villareal, los hermanos que se salvaron de morir en la horca en Malasia, volvieron a México.

En septiembre de 2018, las autoridades de Malasia cambiaron la pena de muerte a la que fueron condenados tres mexicanos en 2012 y la sustituyeron por cadena perpetua. Sin embargo, más tarde fueron perdonados por el sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhum.

Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, originarios del estado de Sinaloa, fueron detenidos en marzo de 2008 en el estado de Johor por la Policía Real de Malasia. Se les sentenció a pena de muerte por los culpables del delito de narcotráfico.

En 2015, el Tribunal Federal de Malasia confirmó la pena de muerte a los tres hermanos mexicanos, a los que sólo les quedó el indulto para escapar a la horca por un delito de narcotráfico cometido siete años atrás.

En ese momento, los condenados escucharon la sentencia en el tribunal en la capital administrativa de Purtrajaya, donde estuvieron acompañados por algunos familiares y el embajador mexicano en Malasia, Carlos Félix.

-Con información de EFE y AP.