La Procuraduría capitalina activó la alerta de búsqueda por la desaparición de dos jóvenes: una mujer identificada como Stefany Araceli Bautista López, y un hombre conocido como Erick Daniel Landgrave Pérez.

Ciudad de México, 10 de junio (SinEmbargo).- La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCdMx) activó dos alertas de búsqueda por la desaparición de dos jóvenes en la capital del país.

El hecho ocurre a unas horas que la dependencia de justicia capitalina informara sobre el hallazgo del cuerpo sin vida de Norberto Ronquillo Hernández, estudiante de la Universidad del Pedregal que fue secuestrado al salir de la escuela el pasado 4 de junio.

Stefany Araceli Bautista López desapareció el pasado 7 de junio en calles de la Alcaldía Iztapalapa.

Según el reporte oficial, la joven fue vista por última vez en la calle Mazateca, colonia Xalpa de la citada Alcaldía.

La joven de 16 años tiene como señas particulares una cicatriz por quemaduras en el pie derecho.

Mientras el pasado 8 de junio, Erick Daniel Landgrave Pérez desapareció en calles de la colonia Roma Norte, en la Alcaldía Cuauhtémoc.

Según la ficha publicada por la PGJCdMx, Landgrave Pérez vestía pants negros, playera azul marino y tenis negros.

Tiene 32 años. Es de complexión delgada, mide 1.70 metros, tiene labios gruesos y ojos cafés claros.

Para aportar información que lleva al paradero de los jóvenes, la Fiscalía Especializada para la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas, compartió los siguientes números: 5345-5080, 5345-5082, y 5345-5067.

Erick tiene 32 años. Es de complexión delgada, mide 1.70 metros, tiene labios gruesos y ojos cafés claros. Foto: Facebook.

EL CASO DE NORBERTO

El pasado 4 de junio, Norberto Ronquillo Hernández salió de la Universidad del Pedregal a bordo de su vehículo, se dirigía a su casa pero nunca llegó.

Según informó la institución en un comunicado, la familia de Norberto pagó el rescate que los presuntos plagiarios les exigieron. Sin embargo, el estudiante no apareció.

Hoy, la PGJCdMx informó que el cuerpo del joven había sido encontrado en la Alcaldía de Xochimilco. Familiares de la víctima reconocieron el cadáver mediante la ropa que vestía.

Ante el hecho, la universidad decretó tres días de luto, mientras en la explanada de la institución educativa se llevó a cabo una misa para recordar al joven.

Por su parte, la Procuradora capitalina, Ernestina Godoy, dijo que se contaba con líneas de investigación sólidas para dar con los responsables del hecho.

Adelantó que de acuerdo con el estado de descomposición del cuerpo, el estudiante de la Universidad del Pedregal pudo haber sido asesinado hace seis días; es decir, el pasado 4 de junio, fecha en la que fue secuestrado al salir de la escuela por la noche.

“Estamos esperando los resultados de la necropsia para saber la hora y el motivo de la muerte. Sin embargo, por el estado de descomposición en el que se encontraba el cuerpo, pudo haber sido esa misma noche”, estimó la Procuradora.